Durante la tarde de este miércoles, Under Armour se convirtió en tendencia dentro de redes sociales luego de que el equipo de futbol Toluca anunciará que no estrenará uniforme en la Jornada uno del Guardianes 2020 a causa de los problemas que acarrea la marca derivados de la emergencia sanitaria que enfrenta el mundo.

En un comunicado emitido desde la cuenta oficial de la Club Deportivo Toluca se dio a conocer la noticia argumentado lo siguiente:

“Derivado del entorno deportivo, social, económico, pero sobre todo de salud que vivimos en nuestro país y a nivel mundial, hemos decidido que la presentación de los nuevos kits de juego del Deportivo Toluca se lleve a cabo durante el último trimestre del año”.

Este hecho posicionó a Under Armour dentro de las primeras tendencias en redes sociales con un total de 1,157 tweets relacionados, en donde los usuarios criticaron la decisión al tiempo que acusaron que dicha decisión en realidad se trató de una falta de compromiso con el equipo del Estado de México.

La división de cancha

En este punto es importante mencionar que Toluca es el único equipo considerado en el torneo que viste con uniformes de la mencionada marca deportiva.

El último torne que tuvo lugar (aunque no concluyó) en México, contó con la presencia de 18 escudaras deportivas, mismas que si son seleccionadas por la marca que viste a sus jugadores 5 comparten al mismo patrocinador.

De esta manera, Pachuca, Queretaro, Tijuana, Necaxa y Santos coronan a la marca nacional Charly como la marca deportiva que lidera la vestimenta de los equipos participantes, dejando a Pirma -también firma nacional- en segundo lugar con tres equipos es su portafolio: Morelia, León y Atlético San Luis.

Con esto, las firmas multinacionales nacionales quedan a la mitad de la tabla con apenas dos equipos por firma dentro del campo: Nike (América y Pumas); Adidas (Atlas y Tigres) y Puma (Guadalajara y Monterrey).

El final de la lista es para marcas como Under Armour, Joma, Umbro y Carrara que se quedan con un sólo equipo: Toluca, Cruz Azul, Puebla y Juarez respectivamente.

Problemas de negocio

Si bien en el comunicado publicado se aclara que la decisión está tomada en función del entorno macro que ahora mismo se vive en términos de salud, la realidad es que existen razones para pensar que las razones estarían mucho más ligadas a la difícil situación que atraviesa el negocio de Under Armour, mismas que de manera natural podrían impactar en sus cadenas de producción y distribución.

En su informe trimestral, la empresa deportiva con sede en Baltimore indicó que entre enero y marzo del presente año obtuvo ingresos por 930 millones de dólares, por debajo de lo registrado en el mismo periodo de 2019, cuando reportó mil 204 millones; destacando que las ventas mayoristas y las realizadas en Estados Unidos (su principal mercado) cayeron 28 por ciento en ambos casos.

El problema no es sólo haber reportado menos ingresos, algo que ha sido una constante en la mayoría de las marcas en estas semanas de entrega de reportes financieros. Lo malo para Under Armour es que quedó por debajo de las estimaciones de los analistas situadas en 976 millones de dólares.

Estos llevó a la marca a, en principio, buscar nuevas líneas de negocio en donde una de las más lucrativas resultó ser aquella relacionada con la fabricación y venta de cubrebocas enfocados a los deportistas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299