EL TLCAN cambia de nombre a USMCA y esto es lo que dicen en redes

USMCA es el nuevo nombre con que se reconocerá el acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá, lo que ha generado una serie de comentarios en redes sociales.

El contexto geopolítico determina la función de las marcas y el interés que encuentran a través de de los ajustes a los que se enfrentan los mercados.

Lee: 5 cambios que podríamos ver en marketing, con la renegociación del TLCAN

Trump ha sido uno de los personajes más polémicos dentro del tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, al ser el presidente del país con el mayor valor de marca nación.

Hay un nuevo escenario geopolítico y dentro de este marco es necesario entender el papel que juegan las marcas para entender el potencial que hay detrás de cada una de las acciones que enfrentan las marcas.

Se trata del nuevo acuerdo del tratado entre México, Estados Unidos y Canadá que ha pasado de conocerse como TLCAN a USMCA y entrará en vigor en el segundo semestre de 2019.

Estas son algunas de las reacciones que se han generado en redes tras el cambio de nombre del acuerdo entre los tres países:

Anteriormente ya habíamos analizado la serie de cambios que habría que esperar en mercadotecnia tras el cambio en el TLC, por lo que debíamos de poner atención en temas como la propiedad intelectual, las marcas nación de los países involucrados y la competencia.

1. Marketing gubernamental
El cambio en la estrategia de marketing gubernamental de México ha cambiado de comunicar las bondades de un acuerdo entre tres países norteamericanos firmado en 1994, a las acciones políticas y económicas que se tomarán en una nueva mesa de negociación con Estados Unidos y Canadá.

2. Marca nación
El valor de la marca país de México se vería afectada por el impacto en la economía nacional que tenga un TLCAN desfavorable para México, toda vez que el valor de marca nación responde a la salud económica del país en cuestión, con sus inversiones, exportaciones y atractivo turístico, entre los elementos que repercuten en el valor.

3. Comercio
El comercio tendría que cambiar de escenario y un ejemplo de ello ocurrió con los recientes reportes de un cargamento de aguacate rechazado por Estados Unidos.

Trascendidos de prensa refieren que un cargamento de 100 toneladas originario del estado de Jalisco fue rechazado por Estados Unidos, debido a que no se oficializó un plan de trabajo operativo, que forma parte de los acuerdos de exportación entre ambos países, lo que llevó al producto a embarcarse a Canadá y a distribuirse en el mercado nacional, siendo estas dos opciones las que podrían abrirse para las marcas mexicanas.

4. Propiedad intelectual
La propiedad intelectual pactada dentro del actual TLCAN supone protección de Estados Unidos, en productos como los contenidos cinematográficos o marcas comerciales. Un cambio en el Tratado que descarte el capítulo de propiedad intelectual, supondría mayores dificultades para los dueños de estos productos de poder ejecutar estrategias de promoción, comercialización dentro de un mercado hispano, por ejemplo.

5. Competencia
La balanza comercial equilibrada sería la nueva norma en los cambios que veamos en el TLCAN. Es decir, la balanza tendrá que estar a favor de los intereses de Estados Unidos, lo que podría ajustar el mercado y la oferta de productos dirigida a los consumidores hispanos, haciendo que ahora en vez de pensar en una estrategia de promoción, se piensen en estrategias de distribución e inventario para una cadena de retail, por ejemplo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299