El Super Bowl y su relevancia en mercadotecnia

NFL

En el Super Bowl, las empresas  más de 5 millones de dólares por un espacio de treinta segundos el año pasado.

Una cifra que pudo motivar a las empresas a esto es que el 24 por ciento de la audiencia comentó que los comerciales son la parte más importante del acto deportivo.

Mientras que otros creen que el medio tiempo es el momento cumbre. En general, alrededor de 111.3 millones de estadounidenses vieron el espectáculo deportivo, de acuerdo con los primeros informes de Nielsen.

De ahí que fue el quinto año consecutivo que Pepsi patrocinó el show. Este espacio tiene un valor de 7 millones de dólares, según SportsBusiness Journal.

Pero este evento deportivo también es relevante para las marcas personales. Por ejemplo, el caso de Lady Gaga.

El espectáculo de Gaga duró cerca de 12 minutos y tuvo un costo superior a los 10 millones de dólares, pero ¿cuánto ganó la artista por ser la elegida para el medio tiempo? Por parte de la National Football League ninguna cantidad económica, pues la liga considera que se trata de publicidad pura y gratuita para quienes se presentan y cifras de Nielsen lo comprueban.

Nielsen Music informó que las ventas para Lady Gaga aumentaron más de mil por ciento luego de su presentación del domingo 5 de febrero. Esto es 150 mil descargas de álbumes digitales y canciones vendidas, mientras se disputaba la segunda mitad entre los Halcones de Atlanta y los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Es decir, en unos minutos, las unidades digitales que Gaga vende durante un semana fueron vendidos. Posteriormente, cinco canciones de Lady Gaga se ubicaron en el Top 10 en iTunes.

La marca Lady Gaga definitivamente ganó con ese evento especial. Este año será Justin Timberlake el protagonista.

Sin embargo, Timberlake no es bien recordado en la NFL, pues el cantante estuvo en el 2004 junto a Janet Jackson, donde protagonizaron la escena más polémica de la presentación, cuando al final él arrancó una parte del atuendo a Janet, provocando que en los años siguientes la transmisión tuviera un retraso para editar los momentos que estuvieran fuera de lo permitido por la liga.

En tanto, están por definirse los equipos que se enfrentarán este año en el Super Bowl LII.