El segundo aire de los iPhone viejos, serán medallas olímpicas

iPhone
Imagen: Bigstock

Actualmente, de acuerdo con cifras de Gartner las ventas globales de smartphones son superiores a los mil 500 millones de unidades, cantidad que ha ido en franco asenso conforme ha evolucionado la tecnología de la telefonía móvil.

De tal modo que la vida útil de estos aparatos se reduce no por capacidad, sino que, en algunos casos la tendencia de estar en el último grito de la moda hace que los teléfonos queden en la basura o en otras manos en el mejor de los casos.

Sin embargo, desde Japón les llegará un segundo aire a estos aparatos así como a otros dispositivos electrónicos, ya que se dio a conocer que los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 está invitando a los ciudadanos de la isla para que se donen sus artículos tecnológicos que no usen o que quieran desechar.

El proyecto, que inició desde abril de 2017, busca obtener de los componentes desechados los metales preciosos como oro, plata y bronce para que se reciclen y sean parte de la producción de medallas que se entregarán a los atletas en los certámenes del año entrante.

Para ello se colocaron contenedores especiales en todo Japón donde las personas pueden depositar smartphones, lap tops y cámaras fotográficas; esto seguirá disponible hasta el próximo 31 de marzo de este año.

Proceso.

Los dispositivos electrónicos donados se clasifican y desmantelan, conforme a la Ley de Promoción del Reciclaje de Pequeños Equipos Eléctricos y Electrónicos de Residuos del gobierno, para que posteriormente sean extraídos los materiales.

El Comité Olímpico se propusieron reunir poco más de 30 kilogramos de oro, 4.1 de plata y 2.7 kilogramos de bronce; en tanto, se dio a conocer que ya se alcanzó la meta con el bronce, al tiempo que les faltan 600 gramos para la plata y 1.9 kilos para el oro.

Asimismo, aproximadamente el 90 por ciento de las autoridades municipales de la isla asiática, participaban en el proyecto.

Participación.

La medida para reciclar aparatos que serán parte de un magno evento también tienen la intensión de incrementar el sentido de pertenencia entre la población, misma que, conforme pasen los días y se acerque la competición, generará un mayor participación de los japoneses en distintas áreas que requieren de voluntarios.

Algo que también, de capitalizarse, eleva la marca país, ya que se difunde el orgullo de pertenencia por parte de los mejores embajadores de marca que puede haber, los ciudadanos.