• A escala global, la participación de mujeres en consejos de participación no sobrepasa el ocho por ciento

  • Se espera que la inclusión en México de este sector del público tomará más de 100 años en concretarse, al ritmo actual

  • De acuerdo con el INEGI, más del 50 por ciento de la población en México forman parte de este segmento

La lucha por la equidad de género, a pesar de sus evidentes avances y victorias, no ha sido el todo constante en México. Aunque, en cifras del Foro Económico Mundial (WEF), se posee un índice de paridad relativamente alto en promedio, aún hay dolorosas injusticias en economía y política. Ayer, según Forbes, se rechazó la despenalización del aborto en Veracruz, una derrota para los derechos de las mujeres. También hay barreras graves en el entorno profesional.

En general, las mujeres solo ocupan cuatro de cada 10 puestos directivos en México. La gran mayoría en áreas de marketing. Claro, en América Latina, hay más equidad de género dentro de áreas como ingeniería y tecnología. Pero desde 2015 el país estaba a la cabeza en el acoso laboral contra este sector. Además, más de la mitad de las profesionistas aún cree que no hay trato igualitario y solo 36.5 por ciento de los emprendimientos son liderados por una CEO.

Barreras multifactoriales para las mujeres

Hay múltiples razones por las que este sector no puede acceder a puestos de alto rango. De acuerdo con CNBC hay una creencia que los hombres son más capaces que las mujeres. En datos del Business Insider, el que no haya más profesionistas en niveles superiores preserva esta noción falsa. Experteer apunta que también, por la presión social en tener y mantener a una familia, muchas expertas tienden a tener aún menos tiempo para dedicar a su vida laboral.

Por ello, en entrevista con Merca2.0, Fernanda Merodio, presidenta WICT México, apunta que se debe de lidiar con la falta de mujeres en puestos de liderazgo desde varias plataformas:

Los de gobierno, iniciativa privada y sociedad deben reconocer el problema y querer trabajar entre todos para reducir la brecha. Hay que hacer conciencia que el sistema debe cambiar para que tanto hombres como mujeres puedan llegar a donde quiera que su talento los pueda llevar.


Notas relacionadas


Ventajas de la paridad de género a escala profesional

No solo está en el mejor interés de las mismas mujeres que tengan acceso a las oportunidades de liderazgo que tienen sus contrapartes masculinas. Para 2015, se calculaba que tan solo con lograr una igualdad de género a escala global, se sumarían 12 mil millones de dólares (mdd) a la economía internacional. Además, como lo mostraron marcas como WeWork, es crucial para que las empresas crezcan y evolucionen a futuro. Fernanda Merodio confirma más beneficios:

Está comprobado en diversos estudios que incluir mujeres en la toma de decisiones aumenta la competitividad, eficiencia, creatividad, productividad e innovación de una organización. A la vez, contribuye a reforzar una cultura organizacional más atractiva para todo el talento. Aparte brinda distintos puntos de vista y enfoques logrando soluciones más eficientes y con un mayor retorno de inversión. Y fomenta un entorno laboral incluyente que potencia el capital humano.

Fomentando una mayor inclusión de mujeres en puestos superiores

Se debe reconocer que no hay una solución sencilla para este desafío. No basta con que las empresas establezcan cuotas de género, o que los gobiernos lleven a cabo propuestas que incentiven la contratación de más mujeres. Hay que establecer un cambio de mentalidad en todo el entorno para empoderar a las profesionistas en estas posiciones. Pero la presidenta de WICT México afirma que las marcas deben liderar esa transformación con acciones concretas:

Hoy se ve la inclusión como iniciativa de responsabilidad social, cuando en verdad la inclusión se traduce en negocio, rentabilidad y eficiencia. El costo de oportunidad para las compañías la falta de reconocimiento y a la falta de diversidad en los equipos de toma de decisiones. Las marcas deben hacer conciencia y ser realistas al problema. El tener un equipo más diverso y con la participación de más mujeres en puestos directivos favorece al crecimiento de la marca.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299