Las estrategias creativas ahora estarán obligadas a conquistar a un intermediario que gana relevancia al influir en las decisiones de compra del consumidor: los asistentes inteligentes de voz.

Para nadie es un secreto que la tecnología vino a modificar la forma en la que las marcas se relacionan con los consumidores. Desde las redes sociales hasta las soluciones de realidad virtual, los avances digitales trajeron consigo un gran puñado de nuevas plataformas publicitarias. Sin embargo, en años recientes la inteligencia artificial se ubica como una de las innovaciones más disruptivas, la cual tendrá especial impacto en el terreno creativo.

Jorge Alor, CEO de BNN.

Para Jorge Alor, CEO de BNN, “será que la inteligencia artificial, cambiará todos los aspectos de nuestras vidas y por supuesto, la forma en cómo se hace el marketing. Ya empezamos a ver chatbots genuinamente inteligentes y cada día será más importante su implementación en compra de medios y en el análisis de la data”.

0

UN INTERMEDIARIO DESCONOCIDO


En específico hablamos del nuevo jugador que esta tecnología pone en la ecuación entre marcas y consumidores, en donde los asistentes por voz serán un tercero en discordia dentro de los procesos de compra.

Para entender la tendencia, es conveniente mencionar que de acuerdo con la Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA por sus siglas en inglés), entre 2016 y 2017 los envíos de altavoces inteligentes se incrementó de 7.2 millones a 27.3 millones, mientras que para se pronosticaron aumentos anuales de 60 por ciento al cierre del pasado con un total de 43.6 millones de envíos. Más interesante es entender que estos dispositivos comienzan a ser parte vital de los hábitos de compra de los shoppers. Las conclusiones de la “Pre-Black Friday Survey” elaborada por la misma organización destacan que en la última edición de la temporada de compra en la Unión Americana, el 19 por ciento de los consumidores esperaba utilizar alguna herramienta de voz para conocer las ventas y ofertas para sus compras navideñas.

La cada vez mayor empatía que el consumidor expresa por estos sistemas de inteligencia artificial, dibujan un contexto en el que las marcas se enfrentarán al desafío de cautivar a un algoritmo, bot o máquina inteligente para conseguir ser relevante a los ojos del consumidor final, debido a la influencia que estos actores tendrán en la elección y ejecución de una parte importante de las decisiones de compra.

EL CUARTO CANAL DE VENTAS


En términos creativos, el fenómeno supondrá mayores retos en donde la relevancia estará definida por la capacidad de la estrategia para entender y atender a individuo antes que al shopper. Es decir, aunque este tipo de herramientas suponen un acercamiento mucho más profundo, sementado e inteligente con el consumidor lo cierto es que alcanzar al consumidor demandará que las marcas impregnen en su ejecuciones creativas su lado más humano.

A decir de Jesús Antonio Padilla, director de mercadotecnia de PayPal México, “aún existe mucha oportunidad en el marketing tecnológico y digital, lo cual permite ser más precisos y específicos para alcanzar a nuestros consumidores y, de esta manera, ser más persuasivos y convincentes. Será muy importante reconocer el valor de la diversidad, pero también del individuo, con soluciones y propuestas de valor que le sean relevantes a sus intereses únicos”.

Está claro que llegará el momento en que los bots, algoritmos y demás dispositivos inteligentes guiados por voz sean parte vital del embudo de conversión; es aquí en donde la humanización de la marca y la estrategia tendrá un peso específico fundamental. No se tratará sólo de establecer con precisión el mensaje que se quiera comunicar para incidir en una decisión de compra, la emoción que a través de estos recursos se pueda transmitir será aspecto clave, entendiendo que aunque la razón guía, las emociones mandan al momento de relacionarnos y adquirir cualquier marca.