El primer vestido creado con impresora 3D ha sido comprado por el MOMA

Internacional.- El conocido Museo de Arte Moderno (MOMA) se ha hecho con el primer vestido impreso en 3D y en una sola pieza, además de adquirir el software con el que la empresa Nervous System lo realizó, para que sea parte de su colección permanente.

Notas relacionadas:
Figura miniatura en 3D para los corredores del maratón de Nueva York
Fotografias y recuerdos impresos en 3D para que los invidentes puedan ‘ver’
Tu selfie en una hamburguesa, dibujado en mayonesa, por impresora 3D

Esta prenda, que se distingue además por ser capaz de mantener el movimiento, esta compuesta de más de 2.000 paneles triangulares interconectados que gracias al ensamblaje, confieren al vestido una fluidez y movimiento que por separado sus componentes no tienen, por lo que sus desarrolladores le han denominado Kinematic.

Esta pieza de vestuario en 3D se logra tomando como base las imágenes escaneadas sobre el cuerpo, tras lo cual el diseño se adapta gracias al  ‘software’ que permite seleccionar la forma y posición que tendrán las piezas para crear el patrón visual que mostrará una vez impreso.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299