• De acuerdo con Zariance, alrededor de 400 nuevos registros de usuarios en Facebook cada minuto

  • En su último reporte de contenido prohibido, el tipo de contenido restaurado con más frecuencia fue el spam

  • Y entre los que menos se restauraron tras ser bloqueados fueron los de desnudez infantil y explotación sexual

A estas alturas, los problemas de seguridad de marca de Facebook son casi legendarios. El incidente de Christchurch, la controversia por el estado físico y mental de sus moderadores de contenido, publicidad prohibida, noticias falsas, desnudos y ciberacoso. Estas circunstancias han contribuido no solo a una crisis de confianza entre los usuarios. Incluso los gobiernos empiezan a perder la esperanza de que la compañía sea capaz de una buena autorregulación.

Pero eso no ha impedido a Mark Zuckerberg demostrar el nivel de confianza que tiene en su compañía. De acuerdo con AdAge, el CEO de Facebook sostuvo una conversación con reporteros, donde salió a relucir el tema de dividir la compañía para solucionar sus problemas. El ejecutivo apuntó que está invirtiendo una gran suma para combatir la falta de seguridad en la plataforma. Incluso comparó la cifra a las ganancias de una de sus rivales, Twitter.

La cantidad de nuestro presupuesto que se invierte en nuestros sistemas de seguridad es más grande que los ingresos totales de Twitter en todo el año. Somos capaces de hacer cosas que creo no serían posibles para otros agentes”. La entrevista con Zuckerberg se dio después que Facebook publicó su último reporte en actividad negativa del servicio. En bullying, spam, y actividad sexual, la red social reportó menos actividad punitiva frente al periodo anterior.

¿Confianza o soberbia en Facebook?

Mark Zuckerberg y su equipo ya han demostrado una actitud particular hacia sus rivales y el resto del entorno. En febrero, un ejecutivo de Facebook reveló que la compañía compró Instagram solo para sacar del mercado a un competidor. En abril, su división Oculus parecía burlarse del público por las preocupaciones de privacidad de datos. Y parece tan confiado en el atractivo comercial de sus robots de investigación, que no descarta su comercialización.

En términos de reputación de marca, Facebook podría haber cometido un grave error. Y no necesariamente por haberse burlado o insultado directamente de su competidora. Bien utilizada, fomentar un sentimiento de rivalidad con otras marcas de la industria de hecho es una buena estrategia de marketing. Ahí está Burger King, con sus constantes afrentas, chistes y desafíos contra McDonald’s. Pero el contexto del comentario de Zuckerberg es muy distinto.

Pero la actitud de Facebook suena particularmente desconectada de la realidad. Por supuesto, el objetivo principal del comentario de Mark Zuckerberg era transmitir seguridad al entorno de que el problema de los contenidos conflictivos es prioridad. Pero al hacer una comparación tan agresiva (y monetaria) con uno de sus rivales, da a entender que solo está aprovechando el tema para reafirmar su liderazgo en la industria de redes sociales.

A pesar de su fortaleza, parece que la marca de la red social está sobre un delicado hilo a punto de reventar. Facebook y sus directivos deberían tener una actitud mucho más humilde. Cuando una compañía busca resolver problemas, deja de lado las comparaciones. Se enfoca en las barreras a superar. Tal vez Zuckerberg quería verse seguro. Pero el contexto de su compañía y de la conversación hizo que el mensaje pareciera soberbio, en lugar de confiado.