El poder y las tecnologías

La ciberpolítica es un término utilizado para referirnos al fenómeno que se deriva del hecho de que unos sujetos cibernéticos pueden realizar actividades políticas en un ciberespacio.

Hace algunas décadas, el debate académico y del sector de la comunicación se enfocaba en explicar la llegada de la televisión a la llamada “esfera pública”, la cual está integrada por la clase política, los medios de comunicación, sociólogos, politólogos y organizaciones ligadas al ámbito político. En aquel entonces, destacaba la obra de Giovanni Sartori, Homo Videns (publicado en 1997), misma que constituía la base para la discusión sobre los efectos que el medio dominante de la época producía en la sociedad. Para recordar un poco ese discurso, les reproduzco un párrafo de su obra:

“Nos encontramos en plena y rapidísima revolución multimedia. Un proceso que tiene numerosas ramificaciones (internet, ordenadores personales y el ciberespacio) y que, sin embargo, se caracteriza por un común denominador: tele-ver y como consecuencia nuestro video-vivir, el acto de tele-ver está cambiando la naturaleza del hombre”.

Con Sartori en el pasado y la inteligencia artificial en el presente, aparecen cambios disruptivos en la tecnología de la red, denominados por la experta en comunicación pública, la Dra. María José Canel Crespo, como la ciberpolítica, la gobernabilidad inteligente y la democracia 2.0, aspectos que revisaremos en esta ocasión.

Pongamos esto en perspectiva. El acto de tele-ver impulsado por Sartori se refería a que la televisión era el medio que, por decirlo de un modo más mundano, “partía la plaza” e influía enormemente en la conducta del televidente, mostrándole el camino cultural, las modas, lenguajes y ciertos comportamientos, lo cual desató una batería de estudios sobre estos efectos sociales.

Con la inteligencia artificial y el internet, el ser humano entra en contacto directo con la ciberpolítica, participando en ella a través de las redes sociales. Muchos ciudadanos participan de manera desmedida en este proceso, provocándose con ello una tecno-adicción, tema del cual hablaremos en otra ocasión.

La ciberpolítica es un término utilizado para referirnos al fenómeno que se deriva del hecho de que unos sujetos cibernéticos pueden realizar actividades políticas en un ciberespacio.

Se trata, basado en lo que dicen Cotarelo y Gil, estudiosos del tema, de “poner el acento en la idea de que no se modifican los contenidos sino la forma (el canal, los formatos, los medios y procesos) por lo que la ciberpolítica no es otra cosa que una opción más por la lucha del poder a través de las tecnologías”.

El término de gobernabilidad inteligente se refiere al papel que desempeñan los gestores públicos (funcionarios) y aborda el importante enfoque dedicado a la sociedad (para una buena gobernabilidad se requiere armonía entre ciudadano-elector y gobierno), ya que constituye un nuevo paradigma para la administración pública y representa para esta, hacer gobierno con una nueva tecnología, de tal suerte que la colaboración con los ciudadanos no es una excusa, sino una necesidad de integración para identificar y solucionar problemas públicos.

La gobernabilidad, es importante enfatizarlo, está relacionada con la operación y diseño, desde el gobierno, de políticas públicas manejadas con visión, pertinencia, mano firme y valores agregados para la sociedad.

Finalmente, la democracia 2.0, llamada también e-democracia, por la misma Canel Crespo, se centra en el análisis de la forma en que el internet y las tecnologías ensanchan el espacio público en el que se lleva a cabo el debate social revitalizándolo para hacerlo el centro del modelo político.