Fue la semana pasada se dio a conocer que Amazon pospondría hasta septiembre el Prime Day sin dar una fecha exacta, al parecer derivado del contexto global a raíz del coronavirus y la sobredemanda que había registrado en su plataforma durante estos meses.

En ese sentido, The Wall Street Journal, medio que dio a conocer la noticia, detalló que la compañía de Seattle había diseñado un plan con una serie de medidas para retomar sus operaciones comerciales “normales”. Bueno, parece ser que ya tenemos una de ellas.

Nuevo evento… selectivo

Se trata de un evento que se llevará a cabo en el mes de junio para “impulsar las ventas” después de la crisis del coronavirus y como parte de un plan de Amazon para compensar a todos los asociados que estaba esperando esta acción promocional para estimular sus propios negocios.

De acuerdo con un reporte de CNBC, el evento se llama “Summer Sale” y tiene como fin, precisamente el de proporcionar un impulso a los vendedores que sienten los impactos de la pandemia de coronavirus, ana manera de compensación de posponer el Prime Day.

Según la información, Amazon notificó a las marcas y negocios que están asociadas a su plataforma durante este martes para hacerles de conocimiento de la iniciativa que se llevará a cabo el 22 de junio y se espera que dure de siete a 10 días, aunque al parecer la participación es por “invitación solamente”.

Estamos teniendo el mayor evento de rebajas de verano para generar entusiasmo e impulsar las ventas. (…) Para impulsar la participación del cliente, le pedimos su participación“, señala el mensaje de la firma liderada por Jeff Bezos.

El plan B al Prime Day

Aunque Amazon tuvo dificultades con atender la demanda en su plataforma durante los últimos meses, sabe que con la llegada de ‘la nueva normalidad’ todas las marcas asociadas, especialmente las de ropa y calzado, ya que todas aún tienen en stock una gran cantidad de mercancías que no se pudo mover debido a que no sólo las tiendas, son el consumo alrededor de este tipo de productos cayó de manera precipitada.

Muy probablemente muchas de ellas esperaban con ansias el Prime Day y, al postergarse hasta septiembre vieron limitadas sus alternativas para conectar con el consumidor a través de ofertas y una dinámica ya muy conocida y esperada por ciertos sectores de la población no sólo en Estados Unidos, sino en muchos países.

Al respecto, hay que recordar que se trata de un evento anual de compras en línea exclusivo para suscriptores de Amazon Prime, que la compañía de Seattle creó en 2015 para celebrar su 20 aniversario y que, desde entonces se ha convertido en una bonanza de ventas.

Para darnos una idea, en 2017 el evento de 48 horas representó ventas por 2 mil 410 millones de dólares, dando un salto hasta los 4 mil 190 mil millones para la edición de 2018 y, aunque para la edición del año pasado no hay un número oficial en monto de ventas, se sabe que se movieron 175 millones de artículos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299