El peso podría seguir cayendo y todo es culpa del TLCAN

peso
Foto: Bigstock

Las tensiones y nerviosismo provocados por la cuarta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN), en Ottawa, siguen apretando al peso que se debilita frente al dólar. Desafortunadamente, el panorama no es muy positivo.

Al menos es lo que anticipan los analistas que ven que las propuestas agresivas por parte del gobierno estadounidense y la intención de modificar varios sectores clave, han causado incertidumbre en el mercado.

Durante el lunes, la divisa nacional rompió nuevamente la barrera de los 19 pesos por dólar, algo que no se veía en un tiempo. Alcanzó niveles de 19.42 pesos por unidad, cerrando la jornada en 19.30 pesos por dólar, cinco centavos más caro comparado con el cierre del viernes pasado.

El panorama para este martes no luce distinto, el peso se mantiene en los niveles más bajos en los últimos cinco meses, en espera de una sesión más de renegociaciones del TLCAN, la divisa estadounidense se vende a 19.35 pesos por unidad, de acuerdo con datos de Citibanamex.

Este martes, los ministros de comercio de Estados Unidos, Canadá y México, reunidos en Ottawa, cierran la cuarta ronda de negociaciones sobre el TLCAN, que está marcaada por las agresivas propuestas de la Casa Blanca con la finalidad de proteger sus intereses han inestabilidad los mercados y reducir los déficits comerciales que han registrado los últimos años.

Entre sus agresivos cambios se destacan la regla de obligatoriedad de realizar negociaciones cada cinco años, cambios en las reglas de origen en la industria automotriz (EEUU quiere la mayor parte de la manufactura) y Washington quiere tener facilidades para aplicar aranceles por importación contra algunos productos mexicanos y canadienses.

Según medios especializados en economía, desde que comenzó esta cuarta ronda de renegociación del TLCAN, el pasado 11 de octubre, el peso ha perdido un 2 por ciento frente al dólar, esto motivado en gran medida por la postura enérgica de Estados Unidos, algo que se hace más notorio conforme se van presentando los días.

Desde el lunes los analistas anticipan que, de continuar esta situación, la moneda nacional podría continuar perdiendo frente a la divisa estadounidense.

De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE, citada por el sitio economiahoy.mx, “el tipo de cambio ya perforó la resistencia de 19 pesos por dólar y es altamente probable que se mueva hacia un nivel de 19.20 pesos por dólar en el muy corto plazo”.

Sus palabras coinciden con el punto de vista de James Salazar, analista económico senior de CIBanco citado por El Economista, quien señala que “la moneda mexicana seguirá sujeta a la incertidumbre en torno a la negociación del TLCAN y la posibilidad de que pueda haber un levantamiento de la mesa de negociación, de cualquiera de las delegaciones”. Sus estimaciones hehas el lunes anticipan que el peso se ubicará entre 19.30 y 19.25 pesos por dólar, pronóstico que se cumplió.

La tensión impuesta por Estados Unidos y la incertidumbre generada podría mantener al peso inestable en los próximos meses, para la quinta ronda de renegociaciones -aún sin fecha definida- los analistas anticipan cotizaciones cercanas a los 19.50 pesos por dólar.

El impacto que tiene Donald Trump en México desde antes que llegara a la presidencia y ahora durante su administración, se han reflejado en diversos sectores, desde el cambio estratégico de varias marcas que tenían considerado hacer en territorio mexicano para llevarlas al estadounidense, pasando por golpes duros al peso, rebasando incluso los 20 pesos por dólar, por mementos, hasta el impacto en precios en algunos productos al consumidor.

La renegociación del TLCA supone cambios y riesgos para la economía nacional, algunos medios refiere que ante esto, no sólo se trabaja en la mesa con los pares de Canadá y Estados Unidos, al parecer, por fin se entendió que hay mas actores en la economía global y voltear a mercado (posiblemente no tan grandes) como Sudamérica (Brasil, Argentina, por ejemplo), Europa y Asia-Pacífico por lo que el comercio con estas regiones podría crecer de manera importante en los próximos años.