CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El nombre del juego se llama contenido

Los cambios en el algoritmo de plataformas como Google y Facebook obligan a que las marcas ajusten sus estrategias de marketing.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Durante los últimos meses se ha hablado mucho de los múltiples cambios en los algoritmos de Google, Facebook, Twitter, o Instagram y cómo es que las marcas y publishers se han tenido que adapatar.

El peso y relevancia de este tipo de plataformas en los planes de marketing y publicidad es lo que motiva tal debate. Basta con revisar dos números que respaldan lo anterior, pues actualmente hay más de 3 mil 578 millones de usuarios de internet en todo el mundo, de acuerdo con datos de ITU, mientras que, para este año, se estima que el gasto en publicidad digital en todo el mundo -incluyendo PC, dispositivos móviles o portátiles- alcanzará los 335 mil 480 millones de dólares, según proyecciones de eMarketer.

Sin duda, el incremento de usuarios y la adopción de la tecnología móvile, ha motivado que se invierta más en publicidad y marketing.

El origen de todo

La preocupación por parte de marcas y publishers radica en que Google es el principal buscador a nivel mundial, con más del 87 por ciento del market share, según cifras de StatCounter, mientras que Facebook es la principal red social, con más de 2 mil 167 millones de usuarios.

Su peso es tal, que entre ambas plataformas controlan el 83 por ciento de la publicidad digital, de acuerdo con Brian Wieser.

Alberto Pardo, CEO de Adsmovil

Sin embargo, hay que entender que el origen de todos estos cambios es por que las principales plataformas digitales pasan por un problema de credibilidad y, en su afán de recuperar la confianza del usuario, han optado por dar preferencia al contenido generado por los propios usuarios, sus familiares y amigos, en detrimento de empresas, marcas y medios de comunicación.

Pero, no todo está perdido, Alberto Pardo, CEO de Adsmovil refiere que “hay que esperar a ver cómo comienzan a madura estos cambios, y cómo es que la industria se adapta a los formatos. No podemos desconocer que Google tiene un porcentaje muy amplio que la mayoría de los publishers y marcas usan”, y Facebook representa un peso similar. No obstante, el especialista sostiene que las empresas deben adaptarse al cambio y encontrar un equilibrio.

El contenido sigue siendo el rey

Es cierto que  los cambios en los algoritmos tienen efectos significativos, de hecho ya hubo medios que decidieron dejar Facebook y algunas empresas cerraron.

Si fuéramos pesimistas, esperaríamos que esto resultará en un efecto domino, pero no es así. Diversos especialistas señalan que, si bien las reglas del juego están cambiando, lo propio es que las marcas y empresas hagan lo mismo.

“Independientemente del tema de los algoritmos y las plataformas digitales, lo que hemos aprendido es que la generación del contenido que se de en estos canales debe tener un valor relevante para el consumidor”, señala Héctor Huerta, director general de Subway México.

De acuerdo con el ejecutivo, lo importante es entender qué quiere tu marca, “hay algunas que ven a las plataformas digitales como un canal más para publicitar sus productos o servicios”. Sin embargo, está comprobado que, “mientras se ofrezca contenido que agregue un valor van a estar contigo, independientemente de los algoritmos. Para mí el nombre del juego es, más allá de los algoritmos y todo, es asegurarse que el contenido de marca que generes para tu público aporte algo de valor”.

No es un secreto que en el mundo del marketing se refiere al contenido como el rey. Según cifras de MagnaGlobal, se prevé que entre 2014 y 2019 los presupuestos destinados al content marketing crezcan de 145 mil millones a 300 mil millones de dólares.

La clave estará en generar algo que realmente atraiga a los públicos adecuados y esto se logrará, de acuerdo con Alberto Pardo, si se logra entender el contexto, “teniendo en cuenta de dónde vienen los usuarios, de qué tipo de plataforma, y la regulación, para saber cómo impacta a tu negocio. A partir de eso diseñar una estrategia”.

Al final, se tendrá que ser más flexible y trabajar en el Top of mind de las personas para generar contenidos que las atraigan a los recursos propios de las marcas.

Otros artículos exclusivos para suscriptores