El Milan sí jugará en la UEFA Champions League, oportunidad para reposicionar la marca

Después de que se había anunciado que el club de futbol AC Milan quedaría fuera del próximo campeonato de la UEFA Champions Leage por acciones irregulares en el manejo de sus finanzas, el Tribunal de Arbitraje del Deporte -TAS- anuló el fallo, por lo que el equipo deportivo sí formará parte de los equipos que disputarán el torneo.

Lo anterior fue a dado a conocer este viernes toda vez que el TAS consideró que las finanzas del Milan han mejorado tras el cambio de dueños que ha sufrido.

Como se recordará, el AC Milan perteneció por muchos años al ex mandatario italiano Silvio Berlusconi, pero tras diversos tropiezos financieros, el control de la escuadra fue tomado empresario chino Li Yonghong y posteriormente,  por un fondo de inversión estadounidense de nombre Elliott Management  que se comprometió a invertir unos 50 millones de euros -58.5 millones de dólares- para sanear sus finanzas.

Hacia finales de julio, la UEFA Champions Leage decidió retirar al equipo del próximo torneo porque no se cumplieron los acuerdos financieros y no había mostrado mejoría en sus debilitadas y desordenadas finanzas.

Finalmente, el TAS dijo que la UEFA no tomó en cuenta diversos aspectos, entre ellos, que la salud de las finanzas del club de futbol han mostrado mejoría durante los últimos meses.

Como mencionamos en su momento en Merca2.0,  el valor de marca del AC Milán durante este año es de 315 millones de dólares; a su vez, el valor de equipo se sitúa en 612 mdd y el valor de empresa, se cotiza en 619 millones de dólares.

Con esta nueva resolución el equipo italiano se coloca nuevamente en posibilidades de apuntalar su marca como club deportivo y se enfila a generar las ganancias económicas que garantiza participar en un evento deportivo de las dimensiones de la UEFA Champions Leage, que lo colocaría en posibilidad de obtener recursos por la transmisión televisiva y en otros dispositivos de sus juegos, la venta de uniformes y los recursos que distintas marcas patrocinadoras son capaces de inyectar.