El marketing de la nostalgia ¿Cómo funciona?

La nostalgia, ese sentimiento de anhelo por el pasado o por un mundo ideal que todos los seres humanos hemos experimentado, puede ser explotado por mercadólogos y publicistas para establecer un vínculo emocional con sus consumidores. 

Notas relacionadas:
Recuerdos aterradores: 12 ejemplos de publicidad vintage perturbadora
Así promocionan una tienda de bolsos vintage
Renova lanza una edición vintage de papel higiénico
De acuerdo con la firma de investigación de mercados Euromonitor, los consumidores miran hacia el pasado con lentes color de rosa y están dispuestos a gastar grandes cantidades de dinero en productos que les ayuden a recrear sentimientos de calidez y seguridad que pudieron haber tenido en tiempos más felices. Esta premisa es especialmente cierta en periodos de incertidumbre política y económica.

Para algunos, especialmente para la gente más joven, la nostalgia tiene más que ver con el deseo de individualidad y originalidad que con un anhelo del pasado. Por esta razón, la el término “retro” es utilizado en productos modernos con un diseño de estilo antiguo, que apela a aquellos que están buscando algo distinto.

El uso de la nostalgia en las estrategias de marketing puede variar desde el desarrollo de nuevos productos con un aire vintage hasta el lanzamiento de campañas que evoquen al pasado mediante canciones o imágenes. Todas estas estrategias buscan crear una respuesta emocional por parte del consumidor y se pueden ver reflejadas en logos, jingles, símbolos, o tipos de fuente.

La nostalgia, dice Euromonitor, “siempre venderá, porque hace sentir bien a la gente”, y pronostica como improbable que la tendencia por las cosas retro desaparezca en el futuro cercano, debido a que la economía mundial sigue sin levantar la cabeza por completo.

Entonces ¿Cómo incorporar la nostalgia a mi estrategia de marketing? Aquí te damos cuatro consejos.

  1. Revivir un vínculo emocional. No se trata de crear un vínculo, sino de revivirlo. Todos tenemos un recuerdo feliz de la niñez, de personas o de objetos y el objetivo es reproducirlos o transmitirlos. La clave es identificar el vínculo que inspira a tu campaña.
  2. Rememorar la estética antigua. Es fundamental respetar la estética original del producto o servicio que estés tratando de revivir. Asegúrate de que la estética que elijas compagine bien con tu marca y con sus valores.
  3. Respeta el legado. Para que tu estrategia sea bien percibida debe respetar aquello a lo que alude, cuídate de hacer meras copias o reproducciones de otros productos o ideas.
  4. Añade algo nuevo. Además de incorporar un contenido antiguo a tu mensaje, tus productos deben estar movidos por la innovación. Para ello es importante analizar el mercado actual e identificar cómo los consumidores se relacionan también con la novedad.