El lujo es un mercado que no para de crecer y tu marca debe aprovecharlo

  • El mercado global de lujo podría superar el 1,2 billones de dólares en ventas al cierre del año.

  • Los cruceros de lujo y bienes personales -incluye ropa, bolsos, zapatos y joyas- destacan por su crecimiento.

  • México se posiciona como el principal mercado de lujo en LATAM.

Las marcas de lujo sobresalen a nivel mundial no sólo porque ofrecen productos de un alto valor económico, sino porque conllevan valores agregados como distinción, status y vanguardia, mismos que son anhelados por el consumidor.

Halamos de una industria que abarca casi todo tipo de productos y servicios; incluye bebidas, moda, cosméticos, fragancias, relojes, joyas, equipaje y bolsos, y que no ha parado de estar en ascenso durante muchos años.

Basta con mirar las cifras, sólo el valor del mercado mundial de bienes de lujo personales fue de alrededor de 283 mil millones de dólares en 2016, pero creció hasta los 298 millones de dólares al cierre de 2017, de acuerdo con estimaciones de Bain & Company / Fondazione Altagamma.

Aunque el término técnico de bienes de lujo es independiente de la calidad de los bienes, generalmente se consideran bienes a El extremo más alto del mercado en términos de calidad y precio.

Estados Unidos ha sido el mayor mercado regional de bienes de lujo y se estima que continuará siendo el principal mercado de bienes de lujo personal en 2015, con un valor de 89,2 mil millones de dólares.

Sube como burbujas de champagne

Y, es que el mercado de lujo, pese a la volatilidad económica, financiera, e incluso política y social en diversos países, no para de subir cual si fueran burbujas de champagne escalando por una copa de flauta,estrecha y alta.

La firma Bain & Company recientemente presentó sus proyecciones de las ventas de este sector a nivel global al cierre de este año, y sus pronósticos apuntan a superar el 1,2 billones de dólares, un incremento del 1 por ciento respecto al año previo, pero señala que el ascenso llegaría al 5 por ciento a tipos de cambios constantes.

De acuerdo con la consultora, los subsectores que más crecimiento manifiestan son los de los alimentos, arte, productos para el hogar y los cruceros de lujo, cada uno con un 3 por ciento más respecto a un año previo.

Sin embargo, en su reporte hace una acotación en el que se resalta que si se excluyera el efecto de los tipos de cambio, los rubros con mayores crecimiento serían los de cruceros de lujo con 7 por ciento y bienes personales -incluye ropa, bolsos, zapatos y joyas- con 6 por ciento.

Así como los bienes personales siguen teniendo una participación destacada, también mantiene el mismo comportamiento el de los autos de lujo, pues en el año se lleva una facturación de más de 562 millones de dólares.

Según Bain & Company, entre bienes personales autos y hoteles de lujo se acapara el 78 por ciento del gasto en productos o experiencias de lujo.

México, el mercado más importante en LATAM

A nivel mundial se sabe que el mercado chino es el que está creciendo de manera más rápida y es el que demanda más a las marcas, pues los consumidores de ese país no paran de comprar productos de lujo, ya representan un 33 por ciento del mercado global.

No obstante hay otros países a los que hay que tener consideraciones; uno de ellos Estados Unidos que sigue manteniéndose como uno de los mayores mercados de bienes de lujo.

Pero también Europa no deja de ser un territorio con un gran número de consumidores interesados en estas marcas, productos y servicios, destacando Francia, como el país más que es el principal destino de lujo europeo, superando a Alemania, España y Reino Unido que, aunque son mercados potenciales, han diminuido su actividad en el último año.

Hay que destacar a México como un mercado con gran potencial, pese a no ser la economía más potente de la región, es el mercado de productos de lujo más grande en América Latina.

El mercado mexicano representa ventas por 7 mil millones de dólares en 2017, y se espera que mantenga el ritmo de crecimiento del 32 por ciento en ventas hasta 2022, de acuerdo con datos de Euromonitor International.

En todos los casos pesa mucho la marca, pero también lo que busca hoy en día el consumidor, que se motiva cada vez más por las emociones para una compra, por lo que ofrecer una gran experiencia de compra e interpelarlo a un nivel emotivo, es clave para captarlo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299