A través de lo olfativo se pueden incrementar las ventas, según datos del estudio de Aromaria

Según un estudio de Aromaria el 85 por ciento de las decisiones que toma una persona proviene de las emociones.

Según la Universidad de Rockefeller el ser humano recuerda hasta el 35 por ciento de la información que intercambia a través del olfato.

 

La aspiración de toda marca es la de crear vínculos con el consumidor, mejorar su imagen, crear personalidad propia para mejorar sus ventas, de ahí que parte de su presupuesto sea destinado a estrategias de marketing, pero no es menos importante invertir en el olor, éste puede representar mejores ventas para las marcas.

Abercrombie & Fitch por ejemplo es una de las empresas que en su búsqueda por generar su propia personalidad invirtió en crear su propia esencia, el resultado fue una mezcla de cítricos y almizcle, solo entonces así empezó a comercializar sus prendas para hombre rociadas de esa fórmula, posteriormente se comprobó que ese aroma estimulaba sus ventas, gracias a que en los clientes se generaba la sensación de masculinidad.

Un nuevo estudio

Cuántas veces no hemos llegado sentir un olor en la calle que nos detona un recuerdo, una asociación a la infancia, a una persona o a determinado momento. Esa experiencia es tan común que las marcas lo explotan para generar su personalidad como marca, de tal manera que cuando el consumidor sienta un olor este pueda ser asociado con la compañía. De acuerdo a lo dicho por Ana Patricia Licona, fundadora de Aromaria, en entrevista con Expansión, el botón de compra está en la nariz, el olfato es una oportunidad más para las empresas, pues representa el estímulo adecuado para captar la atención del consumidor, pues aumenta la asociación del producto con una marca.

Según el estudio de la misma compañía, Aromaria, compañía destinada al marketing olfativo, el 85 por ciento de las decisiones que toma una persona proviene de las emociones, y el 75 por ciento de los sentimientos experimentados por el ser humano provienen del aroma.

Según la especialista el momento actual es sumamente exigente con las marcas, el mercado actual hace que las marcas deban ser visibles y relevantes, el olor es tan importante como una buena estrategia de marketing digital o una campaña de publicidad. A través de lo olfativo se pueden incrementar las ventas, según datos del estudio de Aromaria, la intención de compra se puede aumentar hasta en un 84 por ciento, si la sede de venta ofrece un buen aroma.

La emoción llega por la nariz

El estudio representa una buena oportunidad para traer ejemplos de como las marcas utilizan el marketing olfativo para generar mejores ingresos. Lancaster y Stradivarius son un claro ejemplo de cómo las marcas, éstas patentaron el aroma de sus tiendas físicas, es decir las marcas son las únicas que pueden oler de esa manera. Según la Universidad de Rockefeller, de Estados Unidos, el ser humano recuerda solo el uno por ciento de las cosas con las cuales interactúa a través del tacto, retienen el 2 por ciento de lo que escucha, el 5 por ciento de las cosas que ve, 15 por ciento de lo que degusta y hasta el 35 por ciento de la información que intercambia con el ambiente a través del olfato.

Otra empresa que podemos poner en este repaso es Rolls Royce, cuando cada cliente lleva su vehículo al taller oficial de la empresa de automóviles de lujo, al subirse, el interior del coche lo recibe con un olor a madera y cuero que le da la sensación de estar reestrenando su auto. Esto gracias a que los trabajadores rocían un perfume patentado por la compañía.

Así como no hay cifras que nos indique cual es la consecuencia que padece un marca cuando invierte en estrategias sensoriales, tampoco hay una cifra que indique el beneficio monetario que trae el aroma, solo tenemos datos que pueden hacernos fabricar el panorama. De acuerdo a un estudio de Ambi Pur, del 2011, el 46.4 por ciento de la población reconoce que volver a oler algo familiar influye más que la experiencia de volver a ver o escuchar algo.