Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿El futuro es del home office? Esta aerolínea ya considera vender sus cuarteles generales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Con el regreso gradual a los espacios físicos, muchas marcas todavía no saben cómo van a lidiar con los formatos de home office a futuro
  • Las oficinas centrales de British Airways son también conocidas con el nombre de Waterside

  • El edificio también aloja las operaciones de su compañía madre, IAG, y están muy cerca del aeropuerto Heatrow en Londres

  • Independientemente de las medidas de home office, es probable que estas instalaciones sean destruidas para la ampliación propuesta al aeropuerto

Para British Airways, no es tan claro que sus oficinas físicas sean una necesidad para el futuro de su operación. El viernes, de acuerdo con Reuters, la empresa empezó a considerar la venta de sus cuarteles generales. La aerolínea apuntó que aún no se ha tomado una decisión final. Sin embargo, después de ver la efectividad del home office durante la pandemia, no está tan segura que todavía sea necesario tener tanto espacio físico para recibir a sus colaboradores.

La información fue primero dada a conocer por el Financial Times. Ya desde hace semanas que la marca reafirmó que, a futuro, implementaría sistemas laborales flexibles. Pero la venta del edificio no solo sería una muestra del compromiso de British Airways por el home office. También le ayudaría a subsanar sus finanzas, golpeadas por la COVID-19. Se cree que podría ganar alrededor de 279 millones de dólares (mdd) por su liquidación con el postor correcto.

Vender sus cuarteles generales también le ayudaría a recortar costos como mantenimiento y servicios. Lo anterior sería congruente con sus objetivos de reducción de gastos a lo largo del año pasado. Por la pandemia, British Airways tuvo que despedir a unos 10 mil empleados. La mayoría de los 30 mil que siguen en su nómina son pilotos, personal de cabina, ingenieros y similares. Es decir que el cambio a un home office casi obligatorio no afectaría a la mayoría.

Una posible tendencia en home office

No solo British Airways ha considerado el cierre permanente de sus oficinas ahora que el home office parece ser la nueva normalidad. En datos de City Wire, la aseguradora británica Aviva también decidió sacar de circulación varios edificios de trabajo. Sin embargo, esto no significa que todos sus empleados tendrán que laborar desde casa forzosamente. La marca dijo que dejará algunos sitios activos para aquellos empleados que prefieran presentarse físicamente.


Notas relacionadas

British Airways decide retirar todos los Boeing 747 de su flota, el adiós de un clásico

British Airways está paralizada: canceló 1.700 vuelos por una huelga

Playlist que combine con la comida es la nueva propuesta de British Airways


Se trata de una decisión económicamente sensible. De acuerdo con NPR, las marcas podrían dejar de gastar tanto dinero en servicios, renta de espacios y amenidades para su personal. No solo eso, sino que las pocas empresas que mantengan oficinas también tendrían que verse beneficiadas de este cambio. Una menor demanda de bienes raíces debería obligar a muchos proveedores a bajar sus precios para atraer a las pocas oficinas que seguirán siendo físicas.

En datos de agentes como Small Biz Trends, al menos dos terceras partes de los negocios ya están planeando que el home office sea permanente, o al menos una decisión a largo plazo. Claro, tal vez no para todas las empresas sea factible seguir los pasos de British Airways. Tal vez sería más prudente el enfoque de Aviva: mantener un número reducido de locaciones para darle opciones a los empleados. Pero no importa la implementación, parece clara la tendencia.

¿Deberían otras empresas vender sus cuarteles generales?

Al mismo tiempo, es posible que seguir los pasos de British Airways sea una apuesta muy arriesgada. En países como México, se están empezando a diseñar nuevos marcos legales para regular el home office y evitar abusos de las empresas hacia sus colaboradores. Algunas de estas medidas podrían de hecho incrementar los gastos de las organizaciones, en lugar de recortarlos. Así que se necesita un análisis de costos-beneficios antes de tomar decisiones.

También se debe sumar que vender las oficinas, quedarse con algunos espacios o volver al formato tradicional no son las únicas opciones. Los formatos de trabajo flexible podrían ser la oportunidad perfecta no solo para las tendencias del home office, sino también el regreso del coworking. Agentes como COW han dicho que estos espacios compartidos pueden ser una alternativa para los empleados que ni quieran estar en casa, ni viajar a las oficinas centrales.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados