A principios de este año, se anunciaba que el Estadio Azul, mismo que fuera casa del equipo de futbol Cruz Azul, sería demolido antes de que concluyera el año para construir un nuevo centro comercial. Así, la que fuera la “sede cementara” se convertiría en Artz Insurgentes Sur, una plaza comercial que buscaba atraer consumidores con marcas y establecimientos de lujo. No obstante, ahora se anunció que dicho recinto deportivo no será demolido cuando menos en los siguientes dos años ya que ahora albergará los partidos de la Liga de Futbol Americano (LFA) nacional.

Alejandro Jaimes, presidente de la LFA, afirmó en conferencia de prensa que la liga celebrará en el inmueble la apertura de la temporada y el Tazón México IV, mismos que se celebrarían durante el siguiente año.

La noticia se convirtió rápidamente en tendencia dentro de redes sociales. Los últimos 100 tweets publicados con el término “Estadio Azul” han generado 2 millones 465 mil 072 impresiones con un total de 2 millones 142 mil 226 cuentas alcanzadas.

Las marcas que ganan

El giro que ahora tendrá el Estadio Azul abrirá la puerta a un nuevo mercado que en México mantiene una tendencia a la alza: los aficionados al futbol americano.

De acuerdo con cifras de la NFL México, en el territorio mexicano existen alrededor de 25 millones de aficionados a este deporte; en tanto, la capital, es la sexta ciudad con más afición del mundo al futbol americano.

La llegada de a LFA al Azul será punta de lanza para abrir un nuevo espacio de exposición para algunos patrocinadores como Electrolit, Under Armour, Indian Motorcycle y Banco Azteca, firmas que figuran como patrocinadores de la liga nacional de americano.

Adicional, las transmisiones de Fox Sports, a+ (TV Azteca), TDN y Canal Once podría verse beneficiadas ante el nombre del recinto, mismo que también es ganador.

Las marcas que pierden

Para muchos usuarios de Twitter la decisión es un golpe bajo para e equipo Cruz Azul, mismo que luego de que se anunciara la ahora postergada demolición del recinto tuvo que adoptar al Estado Azteca como su nueva casa.

Aunque para muchos el acto resultó en un impacto importante para el branding del equipo celeste, lo cierto es que la verdadera marca que pierde con esto es Grupo Artz y la constructora involucrada en el que sería un nuevo complejo comercial.

La idea para reemplazar el estadio de la Ciudad de los Deportes era construir un centro comercial en el lugar, pero el mismo tendrá que esperar.

Cabe mencionar que la constructora encargada de dicho proyecto fue la misma que diseñó Artz Pedregal, plaza que sufrió un derrumbe hace un par de semanas.