El Deutsche Bank se desploma en la bolsa: 170 policías allanan sus sedes en Alemania

Un ejército de investigadores está involucrado en la búsqueda de pruebas en las oficinas del Deutsche Bank en Alemania. Es una derivación de los Panama Papers. Buscan complicidad por lavado de dinero y evasión fiscal.

A pesar de tener una capitalización bursátil de cerca de US$ 17.190 millones, el Deutsche Bank, uno de los bancos más importantes de Europa, está en problemas. Por un lado, porque ese valor es un 25% menor que hace apenas seis meses, cuando valía más de US$ 23.000 millones.

Por otro, porque cada investigación que hay en el Viejo Continente sobre evasión o lavado, siempre, o casi siempre, figura “el Deutsche”.

Desde enero de 2017, el valor del Deutsche Bank viene en baja. Cada acción estaba valuada en esa fecha en US$ 16,60 y en junio pasado, no superaba los US$ 9,15. Este jueves, apenas traspasan los US$ 8,3.

El Deutsche Bank es tendencua en las redes y, al mismo tiempo, cae en la bolsa.

La razón de la nueva caída es que las autoridades alemanas ingresaron a las distintas oficinas del Deutsche, incluida su sede en el centro de Frankfurt, en un allanamiento coordinado relacionado con una investigación de lavado de dinero vinculado a los Panama Papers.

Según Bloomberg, “la operación involucra a unos 170 oficiales” entre policías y funcionarios judiciales.

Para la entidad alemana, esta redada se suma a una serie de dolores de cabeza, comerciales, regulatorios y legales.

Los Panama Papers destaparon en 2016 una lista interminable de documentos filtrados de las bases de datos de Mossack Fonseca, una firma de abogados con sede en Panamá que creó compañías ficticias para facilitar la evasión fiscal.

En ese momento, el Deutsche Bank cortó los lazos con un prestamista chipriota que es propiedad del Grupo VTB que se identificó en el informe.

Las investigaciones posteriores de los documentos de Panamá expusieron evidencia de que Deutsche Bank ayudó a los clientes a establecer cuentas en el exterior.

Los funcionarios judiciales encargados de las investigaciones de este jueves dijeron que en esta ocasión los allanamientos no están relacionados con el papel del banco como potencial responsable de lavado de dinero con el Danske Bank de Dinamarca, otro de los “problemas” que está soportando el gigante alemán.

En un comunicado enviado por correo electrónico, el Deutsche Bank confirmó que la policía está investigando en varias de sus sedes de Alemania en relación con los Papeles de Panamá, y dijo que está cooperando completamente con las autoridades.

Multas millonarias

El Deutsche Bank ya lleva gastados más de US$ 18.000 millones en multas y para resolver disputas legales desde el inicio de 2008. En Europa, según un cálculo de Bloomberg, sólo el Royal Bank of Scotland lo supera en este lamentable ranking, con US$ 18.100 millones.

Según Statista, Deutsche Bank es el quinto banco más grande de Europa, sólo por debajo de HSBC, BNP Paribas, Credit Agricole y Barclays.

El banco alemán pasó un “verano” de mejora en sus acciones cuando en julio pasado trascendió un posible interés del JP Morgan y del ICBC para comprarlo. No tendrían mayores problemas financieros para lograrlo, el JP Morgan vale US$ 368.000 millones y el chino ICBC, US$ 1,2 billones.

La inestabilidad del Deutsche no es algo sencillo para el resto de Europa, y es lógico. Tiene casi 100 mil empleados en todo el mundo y 600 mil inversores y accionistas. Grandes compañías financieras forman parte de su estructura, como BlackRock, la mayor empresa de gestión de activos de Estados Unidos, que es su inversionista principal.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299