El descubrimiento de América

Por Alan Campos
Twitter: @giallor84
Correo: [email protected]

El pecado más grande que ninguna marca exitosa puede darse el lujo de cometer es el de “dormirse en sus laureles”, prueba fehaciente de ello es la forma en que recientemente Under Armour logró desbancar a Adidas como la segunda marca deportiva más popular de los Estados Unidos, o la forma en que Barcelona comenzó a ganarle terreno al Real Madrid en Latinoamérica…hasta la reacción del conjunto merengue claro está.

Notas relacionadas:
15 minutos de fama…o menos
La noche que la comedia hizo ‘llorar’ a la NBA
Asia, el nuevo mecenas del balompié europeo

Durante gran parte de los noventa y comienzos de la década pasada el conjunto madridista se convirtió en uno de los equipos europeos con un mayor número de seguidores en América Latina; sin embargo, a partir de la segunda mitad de la década pasada, la falta de títulos para el madridismo y el cada vez mejor juego del cuadro blaugrana se encargaron de reducir la base de aficionados del Madrid y crecer la del Barcelona, números que tuvieron un impacto directo en el valor de ambas franquicias.

De tal modo, aunque el Real Madrid logró sobrepasar al Manchester United como la franquicia deportiva más valiosa del planeta (de acuerdo con la revista Forbes), fue el conjunto catalán el que logró una mayor progresión en un menor lapso de tiempo, como resultado no sólo de sus logros deportivos, sino del cada vez mayor interés que ponía en desarrollar acuerdos comerciales en naciones ávidas por mantenerse más cerca de sus ídolos.

Así, mientras que el Barça se acercaba a sus aficionados latinoamericanos a través de acuerdos con marcas como Big Cola, Gillette o Tecate, esto sin mencionar la contratación de jugadores como Rafael Márquez o Alexis Sánchez; el Real Madrid optó por enfocarse en el mercado europeo y mantener su distancia ante un consumidor que comenzaba a identificarse cada vez más con su odiado rival.

Sin embargo, este letargo mercadológico que el conjunto merengue padeció por cerca de una década parece haber llegado a su final tras la obtención de la décima Copa de Europa en mayo pasado, pues a partir de entonces el cuadro blanco parece haber decidido apostar fuertemente por el mercado latino no sólo con los fichajes de James Rodríguez, Keylor Navas y Javier Hernández, sino a través de otras acciones como la extensión de su acuerdo con Nivea Men para la región norte de América Latina.

Aunado a lo anterior, recientemente (el jueves pasado) el Real Madrid decidió aliarse con Grupo Martí para abrir en la Ciudad de México su primera tienda oficial dentro del continente Americano, tomando por fin la ventaja sobre el Barcelona en algo.

No cabe duda que con estas sencillas acciones el Real Madrid ha dado un importante paso en la correcta explotación de un mercado tan bondadoso para el futbol como es el mercado latinoamericano; sin embargo, aún está por verse si dicha decisión llega en tiempo o si es demasiado tarde para frenar la barcelonitis.