Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El cuerpo de Azcárraga o la ventaja del odio

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Como buen aficionado Puma, no he visto ninguno de los goles o siquiera resúmenes de lo que tengo entendido fue una gran final de futbol el domingo pasado en el Estadio Azteca, sin embargo obviamente me enteré y vi las fotos (luego las múltiples parodias) del festejo de Azcárraga.

Como buen aficionado Puma, no he visto ninguno de los goles o siquiera resúmenes de lo que tengo entendido fue una gran final de futbol el domingo pasado en el Estadio Azteca, sin embargo obviamente me enteré y vi las fotos (luego las múltiples parodias) del festejo de Azcárraga.
Primero que nada no me parece tan escandaloso, y lo digo previo a mi análisis, para que se entienda lo que quiero expresar y es: la ventaja de una imagen posicionada.

Azcárraga siempre ha tenido una imagen impecable, en todo tipo de escenarios donde hace presencia pública (y son siempre muchos y variados), evidentemente debido a su estatus social así como al ser una figura pública; por esto último es que semejantes imágenes podrían significar un escándalo total, sin embargo el dueño de Televisa tiene una “ventaja” a su favor, que comparte su compañía televisora y su equipo de fútbol: el odio por parte de un gran sector de la población.
Su festejo y las imágenes me parece son, en su mayoría, leídas de la siguientes tres formas: habrá quienes las aborrezcan y se burlen de ellas, quienes se sientan orgullosos e identificados, y a quienes simplemente les parezca algo curioso, entretenido, lo que tocaba de la semana.

Estos últimos es probable que en todo momento la figura de Azcárraga les sea indiferente o insignificante como para prestarle demasiada atención. Los identificados y contentos con sus acciones sobra decir serán fanáticos del américa (y por esto mismo no pocos) o hasta del futbol y Televisa, y vean en sus acciones un reflejo honesto y sobre todo humano, por lo mismo mundano aunque algo soez.

Y finalmente los primeros y quienes competen en este texto, sin duda responsables de hacer más ruido al respecto, al menos en redes sociales. Para este grupo el odio hacia el personaje, y nuevamente por asociación hacia la empresa y el equipo de futbol, es algo constante, común, un resentimiento que se expande hacia toda propiedad del empresario o la televisora; y esa misma es la ventaja por la cual esto no pasará a mayores. Así como el atinadísimo y envidiable slogan del equipo América “Ódiame más” elimina cualquier perjurio o insulto que puedas hacer contra ellos, este personaje es uno que no sólo es odiado, sino calumniado, antagonizado, mitificado.

El que haya hecho eso sólo “confirma” lo que creen, pero a nadie le importa. De la misma forma que a todos los americanistas les vale la opinión a su alrededor mientras disfrutan su victoria. Este valor sobre el equipo y sobre Azcárraga Jean,  fue producido y heredado según cuenta la leyenda por el abuelo mismo, quien consciente del nivel que tenían las Chivas del Guadalajara, optó por construir la imagen del villano, del enemigo, pues ese es igual de popular, muchas veces más seguido y quien mayor atención recibe. Con el América como con Televisa o Azcárraga pasa lo mismo, constantemente se les acusa de problemas sociales que no son su responsabilidad (ni siquiera de esos en los que son partícipes o cómplices).

El “ser odiado” te da la ventaja jugar con los radicales, esos cuya imagen tuya carece de valores positivos no podrán hacer mayor daño, mientras que los valores positivos resaltarán. Para algunas marcas, y el Club América es la mejor prueba de ello, puede ser efectivo, pertinente; o quizá sólo campañas temporales. Créanlo, a Azcárraga no le importa hacer eso ni ser objeto de ofensivos memes o hashtags, tal es así que sus mismas cámaras lo tomaron en esas acciones y luciendo un cuerpo bastante desagradable (según los estándares manejados en su pantalla).

¿Hizo lo correcto o no?, no me lo pregunto, es el por qué lo hace sin que una real repercusión negativa acontezca, ese es el éxito de este sencillo caso para tener siempre presente, analizar y del cual aprender. Casos similares se pueden aprender de marcas de tabaco, alcohol, armas o cualquier servicio que en menor medida remueva o vaya en contra de ideas conservadoras.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados