El coworking en México

Serán más de 18 mil 900 de lugares de coworking los que operen en el mundo.

De acuerdo con cifras proyectadas por Statista, durante 2009 había 310 espacios de coworking en el mundo; para finales del año en curso serán más de 18 mil 900 de estos lugares de trabajo.

Este segmento es liderado por compañías como WeWork, que durante este año obtendrá ingresos por cerca de 2 mil 860 millones de dólares, según estimaciones de la propia empresa. Entre sus competidores destacan Regus, WorkBar, Impact Hub, NextSpace, entre otros.

En México, cada vez más compañías se suman a la oferta, logrando una expansión acelerada de las compañías que contratan sus servicios.

Eduardo Molina, director de expansión de WeWork Latinoamérica.

Para Eduardo Molina, director de expansión de WeWork Latinoamérica, el coworking es un modelo de trabajo que va en aumento en el país. “Lo que en un principio comenzó como una tendencia, es ahora una alternativa elegida por cientos de empresas mexicanas de distintos giros y tamaños. Al entrar a un coworking, es posible encontrar una startup, un freelancer, una empresa pequeña o mediana, hasta una compañía transnacional, dependiendo del espacio que cada una requiera”, comentó.

La nación mexicana no es ajena a la tendencia mundial. Regus lanzó un estudio basado en la perspectiva de más de 18 mil empresarios de 96 países en el que reveló que cada semana el 70 por ciento de los empleados trabajan al menos un día en un lugar distinto a la oficina.

Así lo respaldó Mario Romero, managing director de Impact Hub, quien exaltó que “existe una gran oportunidad para los espacios de coworking, ya que se estima ha sido un negocio que ha tenido un crecimiento de cerca de 20 por ciento en los últimos años y se mantendrá el mismo ritmo de crecimiento. Las tendencias en cuanto a nuevos esquemas de trabajo como el freelancing o el emprendimiento, principales usuarios de los coworks, también muestra un crecimiento positivo”.

GRANDES RETOS
De acuerdo con Israel Reyes, director comercial de Regus -siguiendo esta tendencia- en México este tipo de espacios colaborativos de trabajo se multiplicarán, lo que conforma uno de los dos grandes retos que llegarán a las compañías que conforman el segmento.

“Uno de los retos de estos espacios colaborativos de trabajo es hacer crecer su comunidad, una de las estrategias en Regus es brindar eventos y conferencias para nuestros miembros y atraer nuevos. De esta manera, nuestros miembros actuales tienen la oportunidad de obtener capacitación continua en diversos temas de negocios y laborales, así como realizar networking con personas afines provenientes de otros sectores comerciales, todo ello bajo el mismo espacio de trabajo. Otro reto es, que este tipo de espacios colaborativos de trabajo se multiplicarán en nuestro país, lo que generará una mayor competencia. Por lo tanto, sólo sobrevivirán los que puedan adaptarse a las verdaderas necesidades de los usuarios”, explicó.

Y es que más de la mitad de los empleados (53 por ciento) trabaja a distancia la mitad de la semana o más, mientras que más de uno de cada 10 (11 por ciento) trabaja fuera de la ubicación de la oficina principal de la empresa cinco veces a la semana.

LAS VENTAJAS
Para las compañías, según JLL, uno de los impactos directos que tiene este tipo de esquemas de negocios permite poco más de un 70 por ciento de ahorro en rentas y costos de operación.

“La tendencia de las formas de trabajo hoy en día está totalmente enfocada al trabajo flexible, es real que se acabó la época de corporativos instalados en un solo lugar de manera casi perpetua, todas las empresas se están volviendo móviles. Esta una forma de operar distinta a como era antes. Creemos que va a seguir aumentando y estamos convencidos de que esta es la nueva forma de trabajo en general. Ya no hay una categoría de empresas que utilizan este tipo de trabajo, sino que cualquier tipo de compañía lo utiliza”, concluyó Reyes.

Además de las ganancias, y en este mismo sentido, para los trabajadores, el coworking resulta en movilidad, espacios mucho más amigables, versátiles, con acceso a tecnología más avanzada, que promueven la creatividad, etcétera.

Es por estas ventajas que el segmento crece a pasos agigantados, sobre todo en grandes urbes como la Ciudad de México.