El color es un elemento fundamental de las marcas, ¿por qué?

En el mundo del marketing y la creatividad existe uan relación directa con la imagen y el diseño y uno de sus elementos

la pena que sepas combinarlos de la manera correct para ello queremos recordarte estas recomendaciones fundamentales, son seis y si las sigues harás la mejor elección cromática… ¡Compártelos!

1. Hay que entender la fórmula básica para todos los colores: los colores oscuros son profesionales y confiables, los colores encendidos son revitalizantes y dinámicos, los colores claros son delicados y pacíficos y los colores apagados son sofisticados y tranquilizantes.

2. Los colores resuenan de manera diferente a través de las generaciones, que es el caso del morado. Una generación mayor ve al color morado como misterioso y mágico, sencillamente por ser una tonalidad que pocas veces se da en la naturaleza, mientras que una generación más joven seguramente lo asocia automáticamente con Barney, el personaje infantil de ese color.

3. Los colores brillantes y encendidos como el amarillo reflejan más la luz y son una gran herramienta para llamar la atención del lector, por ejemplo en un volante promocional, o en un documento con una tarea urgente. El amarillo y negro combinados llaman más la atención que ninguna otra combinación de colores. Los colores como el azul o el gris tranquilizan y serían apropiados para usar en documentos de clientes que informen acerca de un donativo anual o una carta de apreciación al cliente.

4. La mayor parte de los diseños de documentos necesitan únicamente dos o tres colores para dar una apariencia consistente, tres siendo el número óptimo. Cuando se usan más de cuatro colores, se provoca demasiada distorsión para el lector, mucho desorden visual que puede acabar ya sea en distracción o en confusión.

5. Para asegurar la lectura con mayor facilidad, los documentos deben presentar un fuerte contraste entre el color del texto y el fondo. Por ejemplo, un texto color amarillo sobre un fondo blanco se considera mal contraste, ya que ambos son colores claros, hacen que el lector se esfuerce demasiado para leer. Un buen ejemplo de contraste sería un texto color morado en un fondo blanco hueso, pues al lector se le hace muy sencillo leer textos oscuros sobre un fondo clarito.

6. Mediante la armonía de colores en sus documentos, las empresas pueden involucrar al lector, causar una buena primera impresión y ayudar a que su mensaje sobresalga del ruido comercial cotidiano. Un documento con aplicaciones estratégicas de color bien realizadas asegurará que la comunicación se establezca con máximo valor, y con impacto en el resultado final en cuanto a mejores ventas y mayor productividad.

Power of brands Ibrahim Nassar

Power of brands

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299