El CEO de J. Walter Thompson renuncia en medio del escándalo

La agencia J. Walter Thompson Company, del grupo WPP, cambió de CEO este jueves luego de que Gustavo Martínez presentó su renuncia tras una acusación de hacer comentarios racistas y sexistas. El puesto será ocupado por Tamara Ingram, quien era chief client team officer.


De acuerdo con un reporte del Wall Street Journal, la semana pasada Erin Johnson, chief communications officer de JWT entabló una demanda en una corte federal de Nueva York contra el CEO Gustavo Martínez a quien acusó de comentarios sexistas y racistas, especialmente contra la gente de raza negra y los judíos.

Martínez aseguró que no era verdad y que lo probaría en la corte. Pero hoy WPP dio a conocer a través de un comunicado que renunció a su puesto en un acuerdo mutuo en beneficio de J. Walter Thompson.

Según el New York Post, la semana pasada los altos ejecutivos de WPP se habían puesto del lado de Martínez, de origen argentino, al señalar que tras examinar correos electrónicos no encontraron evidencia que dieran soporte a las acusaciones.

La nueva CEO es Tamara Ingram, quien estaba a cargo de los equipos de cuentas de 45 países. Antes trabajó dentro del grupo como CEO del equipo P&G y es parte de WPP desde 2003 cuando ingresó a Kantar. Hoy es una de las mujeres con puestos más altos en la industria publicitaria.

J. Walter Thompson es una de las agencias de publicidad más grandes del mundo y tiene clientes como Unilever, Ford y HSBC. En el sitio de JWT ya no aparece el perfil de Gustavo Martínez.