Durante la semana pasada, diversos reportes indicaban que Google habría hecho un cambio en la manera en la que muestra los anuncios dentro de su buscador.

La modificación habría generado todo tipo de opiniones encontradas toda vez que, mientras para algunos se trataba de una buena estrategia para mejorar el rendimiento de cada acción publicitaria empleada en la plataforma, para otros sería una manera poco ética de incrementar sus ingresos publicitarios así como optimizar los resultados entregados a los anunciantes.

El cambio a detalle

Como una consecuencia aparente del reciente cambio realizado a su algoritmo, desde la semana pasada, los anuncios que aparecen en el buscador de Google se mostraban con una apariencia similar a los resultados de búsqueda entregados por el servicio.

La única diferencia es que estos emplazamientos pagados se identifican con la palabra “Ad” o “Anuncios” ubicada en la esquina superior izquierda de cada resultado patrocinado.

Diversos especialistas acusaron que esta indicación es poco clara para los usuarios, con lo que los niveles de clics se incrementara sin que esto supusiera un verdadero interés por parte de la audiencia en el anuncio, lo que por definición restaría valor a la inversión de las marcas.

Si bien aún no se puede determinar el verdadero impacto de esta medida, lo que si queda claro es que desde ahora el incremento en clics ya es una realidad.

Aumento del 17 por ciento

Así lo reportan algunos estudios recientes, mismos que han dado seguimiento a la tasa de clics reportada por Google durante los últimos quince días.

De acuerdo con estimaciones entregadas por la agencia de marketing digital Nina Hale, descubrió que el número de usuarios que hacen clic en los anuncios aumento 17 por ciento entre la primera y la segunda mitad de enero.

De la misma manera, las empresas Jumpshot y Sparktoro reportaron un aumento cercano al 15 por ciento en el número de clics en los anuncios para móviles.

El incremento en las tasas de clics es una bandera más que permitirá a Google vender y mover sus soluciones publicitarias con mayor fluidez.

De manera natural, esto podría impactar en los ingresos que por concepto de search advertising concentra la plataforma, los cuales -sin lugar a dudas- son los más altos del mercado.

Las inversiones en search advertising alcanzaron durante el año pasado los 36 mil 513 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de Statista.

En este juego, Google tiene un rol muy especial. El buscador de la gran G domina en términos de participación en el mercado, con lo que gran parte de las inversiones en search advertising se quedan en las arcas de dicha empresa.

Sólo para sustentar es preciso mencionar que, hasta abril de 2019, Google dominaba la cuota del mercado global de motores de búsqueda con una participación de 88,47 por ciento. 

Google responde

Ante las críticas y polémica que el nuevo diseño de los anuncios en su buscador, Google ha mencionado que podría dejar de lado estos cambios.

De acuerdo con lo publicado por diversos medios, el buscador podría modificar nuevamente la estética de sus diseños para mejorar la experiencia de escritorio, con lo que una de las modificaciones podría ser que la palabra “Ad” o “Anuncios” desparezca de las opciones para dar paso a una señalización más clara.

Es importante mencionar que Google enfrenta diversas investigaciones antimonopolio por su negocio publicitario, al tiempo que se espera una desaceleración en este negocio, que aún representa gran parte de sus ingresos.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.