El Branding como herramienta

Cada vez más, lo que le da valor a un producto es la marca del mismo. En un mercado en el que las opciones de compra tienden a infinito, cada vez es más difícil diferenciar un bien por otra cuestión que no sea un intangible como la marca del mismo.

Podemos argumentar que algunos productos de gran éxito se deben a la investigación y desarrollo invertidos en el mismo; sin embargo, cada vez más es el intangible de los logotipos que el producto porta lo que da uno de los valores agregados de mayor relevancia.

Cuando hablamos de productos de amplio valor en investigación y desarrollo, hablamos de bienes como los productos Apple; véase, un iPhone cuenta con gran cantidad de tecnología propia que forma gran parte del precio de compra del celular. No obstante, el logo de la manzanita también  genera gran parte del valor de compra del mismo.

Por otro lado, existen productos como la línea de ropa de Kanye West. En este caso, se vende una camiseta blanca de algodón por 50 dólares con el único diferenciador de ser “diseñada” por el rapero. La marca es lo principal que le da su exorbitante valor, ya que por sí, la camiseta no es del todo especial en ningún sentido.

El cultivo y preservación de la marca como un bien mayor en la estrategia de mercadotecnia de un producto, puede ser un factor clave para aumentar ventas, o bien para obstaculizarlas.

Muchos estudiosos especulan bajo este precepto, cuál será el recibimiento, por ejemplo, del automóvil diseñado por Google; una marca icónica del éste siglo, pero con ningún posicionamiento en la industria de los carros.

Será cuestión de tiempo, para aprender los efectos de una marca popular en un sector completamente disímbolo de la misma.