El artista chino Ai Weiwei es ahora el enemigo número uno de LEGO

Es común que los artistas utilicen marcas, productos y sus elementos para realizar obras, pero esta semana se reveló que la fabricante de juguetes LEGO se negó a vender una cantidad importante de piezas al artista chino Ai Weiwei argumentando que no permiten que se hagan posicionamientos políticos con la marca. El resultado: duras críticas contra LEGO en las redes sociales.

Ai Weiwei es el artista chino más famoso afuera de su país. Sus posiciones críticas en contra del gobierno asiático le han costado una vigilancia permanente por parte de las autoridades y hasta le quitaron el pasaporte durante una temporada para que no pudiera salir del país. En el exterior ha realizado decenas de piezas artísticas, en muchos casos descomunales, que incluyen mensajes de crítica social hacia los gobiernos autoritarios no sólo en Asia sino también en Occidente.

Esta semana, Ai Weiwei publicó en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 164 mil seguidores, que junio pasado su estudio solicitó a LEGO una cantidad importante de piezas para comprarlas y utilizarlas en una exposición artística en Melbourne, Australia. Pero la compañía se negó argumentando que sus productos no deben usarse para asuntos políticos.

En las redes sociales, cientos de usuarios comenzaron un proyecto para enviar piezas de LEGO a Australia para que el Ai Weiwei pueda completar su pieza. En Twitter, Ai Weiwei tiene más de 296 mil seguidores, mientras que LEGO Group tiene 301 mil. En ese servicio miles han mostrado su apoyo al artista chino y consideran que la negativa de la juguetera es un acto de censura.

LEGO se ha convertido en una de las principales fabricantes de juguetes y ha tomado el lugar que alguna vez fue dominado por Mattel. Esta semana la empresa anunció que ampliará su fábrica en Monterrey, México, así como en sus centros de Dinamarca y Hungría.

 

“Everything is awesome “

Una foto publicada por Ai Weiwei (@aiww) el

loading...