La inteligencia artificial se puede considerar una de las tecnologías más prometedoras en el terreno de los negocios, de acuerdo con Statista, en este 2020, se espera que el mercado global de software de inteligencia artificial crezca aproximadamente un 154 por ciento interanual, alcanzando un tamaño previsto de 22 mil 600 millones de dólares a nivel mundial. Sin embargo, en el terreno del marketing es posible decir que aún está en consideración dado que, según Zoominfo, apenas un 31 por ciento de los profesionales de marketing, creativos y de T.I. de todo el mundo planean invertir en tecnología de inteligencia artificial en los próximos 12 meses. ¿Tu marca debería hacerlo?

Si crees que tu marca debería considerar el uso de la inteligencia artificial en el marketing, desde Marketing Insider Group se comparte el siguiente listado de beneficios que pueda aportar para el apartado digital, estos ayudarán a determinar si es buena idea:

  • Mejorar la personalización y las recomendaciones

Como posiblemente ya lo sabrás, dadas las veces que lo hemos mencionado y lo han destacado firmas especializadas, actualmente los consumidores esperan que las marcas les aporten mensajes personalizados en torno a su ubicación, demográficos e intereses. Muchos no están dispuestos a interactuar e incluso ignoran el marketing que no está personalidad.

Según lo destaca la fuente, más del 40 por ciento de los consumidores han cambiado de marca debido a la falta de confianza y a una personalización pobre, mientras que 43 por ciento son más propensas a generar compras para compañías que personalizan la experiencia del consumidor.

Por otra parte, los consumidores on más propensos a interactuar con mensajes de marketing personalizados, por ejemplo en el caso de los emails, estos tienen un 26 por ciento más de probabilidades de ser abiertos si cuentan con la línea de asunto personalizada.

La inteligencia artificial permite a los especialistas en marketing personalizar sus comunicaciones a nivel individual en lugar de hacerlo para grupos objetivo genéricos en los que confiaban en el pasado.

Así mismo, con la ayuda de la data recolectada de los usuarios, puede emplearse para el aporte de recomendaciones más acordes para los consumidores, tomando como base sus intereses, compras pasadas o lo que otras personas han comprado y que también compraron los mismos artículos que el consumidor.

  • Precios dinámicos

Dado que proporcionar descuentos es una buena forma de impulsar las ventas, pero también hay algunos consumidores que están dispuestos a comprar si no los hay son muy bajos, la inteligencia artificial puede ser de gran ayuda.

Esta tecnología se puede utilizar para establecer el precio de los productos dinámicamente según la demanda, la disponibilidad, los perfiles de los clientes y otros factores para maximizar tanto las ventas como las ganancias.

Un ejemplo claro donde se puede observar este punto es en las compañías aéreas. Si alguna vez has buscado un vuelo y luego volviste para comprarlo un par de días más tarde solo para descubrir que ha subido unos cientos de pesos, has sido “víctima” de los precios dinámicos trabajando.

  • Chatbots de atención a clientes

Plataformas como Messenger, WhatsApp y otras similares se han vuelto populares y convenientes como una forma de contacto para los consumidores, sin embargo, el asegurar que estos canales estén operando de forma constante puede ser caro si se debe contratar a agentes que estén detrás de ellos todo el tiempo. Es ahí donde destaca el tercero de estos beneficios de la I.A.

Para redice la carga de trabajo y proveer una respuesta más rápida a los clientes, las organizaciones tienen la opción de recurrir a los chatbots, los cuales se pueden entender como plataformas basadas en la inteligencia artificial.

Los chatbots se pueden programar para proporcionar respuestas establecidas a preguntas frecuentes y para dirigir la conversación a un agente humano si la pregunta es demasiado compleja. Esto significa que el tiempo de servicio al cliente se puede reducir y la carga de trabajo se eleva, dejando a los agentes libres para tratar conversaciones que necesitan una respuesta más personal.

Hay casos en los que los chatbots pueden ser una opción más rentable e incluso eficiente que las personas para tratar con las consultas de los clientes.

  • SEO

Como posiblemente sabrás, los algoritmos de búsqueda son un elemento que está en constante mejora, estos tienen presencia en pequeñas búsquedas en bases de datos de productos en sitios de comercio electrónico y hasta en motores de búsqueda como Google, que son utilizados por millones de personas todos los días.

Ahí, la inteligencia artificial puede ser de gran ayuda, por ejemplo, puede detectar errores ortográficos y sugerir alternativas.

El caso más relevante del uso de la I.A. está en Google, el motor s esa vuelto cada vez más sofisticado llegando al punto en que la puede comprender la intención de las busques e los usuarios. Por ejemplo, puede saber si alguien que escribe Apple está buscando la compañía fundada por Steve Jobs o está buscando a la fruta.

Por otra parte, también está teniendo un impacto en las búsquedas por voz, una de las tendencias más recientes y con futuro en la actualidad. De forma general se puede decir que la inteligencia artificial es necesaria para interpretar patrones complejos en el habla y reconocer el significado de las consultas de búsqueda verbal, que son muy diferentes de las búsquedas escritas tradicionales.

Los profesionales del marketing también pueden usar esta tecnología para optimizar su contenido para la búsqueda por voz, lo que ayuda a mejorar el SEO y el tráfico del sitio.

  • Optimización de anuncios de PPC

Finalmente, en el área de las campañas digitales, sabemos que el llamado A/B testing es una de las prácticas clave para optimizar los mensajes y los elementos creativos de los anuncios, sin embargo, se trata de una tarea que puede tomar tiempo dado que el proceso puede contar con una combinación de mucha variables que se deben poner a prueba, ello implica que se necesita tiempo y recursos.

No obstante, con la ayuda de la inteligencia artificial, y sus algoritmos, es posible optimizar de forma continua y automática para conseguir buenos resultados.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299