x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El aprendizaje debería ser único: Tres métodos distintos para tres perfiles de personalidad

Como cada individuo tiene una personalidad y habilidades distintas, no todas las estrategias de aprendizaje son efectivas para cualquiera

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
derechos de autor en internet
  • De acuerdo con Education Data, se estima que solo el 10 por ciento de las escuelas en Estados Unidos tenían un plan de aprendizaje remoto en 2020

  • Para una quinta parte de los estudiantes de educación superior, fue un reto encontrar una espacio adecuado para concentrarse

  • Una tercera parte de los administradores académicos quieren seguir dando alternativas en línea una vez que termine la pandemia

Durante los últimos meses, se ha puesto cada vez más énfasis en el aprendizaje, la educación y la enseñanza. No es para menos, considerando que muchas de las actividades académicas se trasladaron a los espacios digitales. Todavía hoy en día se siguen discutiendo las mejores prácticas que se pueden seguir para asegurar una experiencia de calidad para los alumnos. Esto, a raíz que muchos esperan que el futuro de la industria sea, cuando menos, híbrido.

En este contexto, es fundamental adoptar nuevos formatos de aprendizaje y enseñanza. Y no solo que tomen en cuenta la realidad  digital. También es importante que se considere cuál es la personalidad de cada individuo. Según varios estudios, la educación y sus resultados están directamente relacionados con las características psicológicas de cada estudiante. En este contexto Future_Is apunta que hay tres grandes metodologías que se pueden tomar en cuenta:

Aprendizaje Sincrónico

Este sistema es muy similar al método tradicional de enseñanza, con todo y el uso de aulas y los espacios físicos. Es importante mencionar que se puede contar con el apoyo de tecnología para flexibilizar las oportunidades. En otras palabras, incluye también el uso de aulas virtuales. Su principal característica es que tanto el profesor como los alumnos deben estar en el mismo espacio en el mismo momento que se están transmitiendo todas las lecciones y conocimiento.

Junto con el aprendizaje en aulas tradicionales, también se puede aplicar mediante el uso de sistemas como videoconferencias, pizarrones y grupos virtuales, etcétera. Este método es el más efectivo para personas con una personalidad activa, que les guste el trabajo en equipo y la socialización. También aquellas personas a quienes les entusiasman las nuevas tareas y tengan un perfil metódico, lógico y estructurado se beneficiarán más de este sistema concreto.


Notas relacionadas

Iniciará vacunación para personal educativo en Querétaro; será con CanSino

Después de la pandemia, ¿la educación en México será totalmente (o mayormente) en línea?

Educación a distancia: ¿Es el mejor camino a seguir para estudiar en la nueva normalidad?


Método Asincrónico

Del otro lado de la moneda, no es necesaria que haya una conexión o interacción directa, en el momento. Esto significa que los alumnos pueden dirigir su aprendizaje usando plataformas y repositorios web para acceder a los materiales educativos a su tiempo y ritmo. La idea es que se trate de una experiencia atemporal. En lugar de ser un sistema que dependa de que estén todos los involucrados, las personas pueden consultar los materiales cuando más convenga.

Lo anterior se logra con el apoyo de sistemas como foros de discusión, correos electrónicos, audios, presentaciones interactivas y videos. En general, las personas que son más receptivas a este formato de aprendizaje son reflexivas o autodidactas. Es decir, priorizan el análisis antes que la acción y observan con más atención los contenidos. También es preferible para todos los individuos que tienden a ser más exhaustivos y ordenados, pues les permite ir a su ritmo.

Aprendizaje B-Learning

Se trata de una combinación de estos dos sistemas. La idea es que se pueda tener toda una experiencia educativa en línea más flexible y fácil de acceder. La intención es que los alumnos le puedan sacar el máximo provecho a los cursos y lecciones. En este sentido, recae mucho en la comunicación entre los profesores y los estudiantes. Brevemente, incita a tener etapas de contacto directo en las aulas, físicas o virtuales, mezcladas con materiales en línea abiertos.

De esta forma, los alumnos pueden consultar las lecciones en caso que quieran repasarlas, o bien, que deseen aprenderlas si no pudieron asistir a la clase en línea. La forma de aprendizaje es perfecta para aquellas personalidades pragmáticas, aquellos que son directos, eficaces y que desean la libertad de experimentar. Asimismo, resuena con mayor efectividad entre los individuos que están más dispuestos a tomar riesgos y quieren aplicar lo que aprendieron.

Otros artículos exclusivos para suscriptores