x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El apoyo es de acero

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Claro que conseguir nuestras metas depende primordialmente del esfuerzo y la disciplina que imprimimos en conseguirlas, sin embargo, el valor del apoyo que recibimos de la gente que nos rodea se vuelve igual o más importante.
David León

Chris Nikic, un joven deportista estadounidense de 21 años de edad, cruzó la meta del IRONMAN en días pasados. Su traducción al español es hombre de acero, derivado de la gran fortaleza física y mental que debe tener quien emprende el reto y más, quien lo consigue. Son muy pocos los habitantes del planeta que han terminado satisfactoriamente esta prueba; en Estados Unidos deben ser unos 16 mil atletas al año los que cruzan la meta, para un total aproximado de 400 mil desde que la prueba se realiza. ¿En qué consiste? El atleta debe nadar 3.8 kilómetros, andar en bicicleta 180 kilómetros y correr un maratón (42.19 kilómetros); una tarea titánica que se realiza en una sola sesión.

Imaginemos por un momento el esfuerzo, tiempo y energía que debemos destinar para lograr completar una prueba de este tipo. Los mejores del mundo la realizan en poco menos de 8 horas, sin parar; cualquier actividad física o mental que se realiza a lo largo de más de 8 horas resulta extenuante en todo sentido.

Pensemos ahora en el entrenamiento que se requiere para lograrlo. El común de los atletas que lo hemos intentado, hemos invertido entre 10 y 30 horas por semana para entrenar, dependiendo de la carga de las sesiones y el diseño del entrenamiento, a lo largo de meses, incluso más de un año.

En ese proceso el apoyo de quien nos rodea resulta fundamental. Se requiere un soporte especial. Los que intentamos este tipo de objetivos nos sentimos en ocasiones frustrados y cansados. Necesitamos, como todos, cobijo y aliento por parte de las personas que nos rodean para animarnos a seguir.

Chris cruzó la meta del IRONMAN después de 16 horas, 46 minutos y 9 segundos de esfuerzo y concentración. Uno de los más felices de la hazaña cumplida fue su padre. Al relatar su esfuerzo Chris escribió: “Sí, yo hice la tarea, pero tuve ángeles ayudándome”.

¿Qué apoyo damos a quienes nos rodean? Hace algunos años, Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, manifestó su preocupación por la discriminación que sufren las personas con síndrome de Down, manifestando que gran número de personas con esa condición son marginadas en la sociedad. Duele pensar que esa discriminación y rechazo proviene de sus círculos más cercanos, incluidos en ellos sus familiares.

Chris festejó su meta y reiteró por distintos medios el valor de la inclusión, el valor del apoyo de quien nos rodea. Chris es el primer ser humano con síndrome de Down sobre la tierra que cruza la meta de un IRONMAN. ¡Qué gran valor tiene el respaldo y apoyo que damos a quien tenemos a nuestro alrededor! Felicidades Chris y felicidades también a quienes te rodean y apoyan.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados