• La publicación original de Donald Trump en Twitter ya ha reunido más de 60 mil interacciones en la red social

  • Una manipulación del mercado cambiario permite a los gobiernos mantener el valor de su moneda en un nivel deseado

  • Por otro lado, la gran mayoría de los países, entre ellos EEUU, dejan que el mercado decida libremente el valor cambiario

Para el nuevo capítulo de la guerra comercial, Estados Unidos (EEUU) quiere controlar el mercado cambiario. A través de una publicación en Twitter, el presidente Donald Trump acusó a China y Europa de “jugar a la manipulación del tipo de cambio” para potenciar su economía. El ex-magnate aseguró que su nación debería equiparar o superar estos supuestos intentos. Así pues, propuso trabajar para debilitar el dólar frente a otras monedas nacionales.

Según Bloomberg, el presidente quiere reducir el valor del dólar para hacer los productos de EEUU más atractivos para los compradores internacionales. Y es que una moneda más débil, en comparación a las de otros países, significaría que compradores extranjeros podrían adquirir más productos americanos por un menor precio. Este flujo de dinero adicional podría ayudar a reducir el déficit comercial que tiene la nación con algunos de sus principales socios.

Riesgos de que EEUU manipule el mercado cambiario

Esta no es la primera amenaza de Trump a inclinar artificialmente la balanza a favor de su país. Toda la guerra comercial con China parte de un intento por reducir el déficit comercial entre la nación asiática y EEUU. También los aranceles que amenazó contra México fueron una estrategia política para fortalecer la protección fronteriza. Y las crecientes penalizaciones y multas que sufren incluso sus mismas compañías ha empezado a generar mucha molestia.

Pero manipular el mercado cambiario es una situación completamente distinta. El precio del dólar, hoy en día, se define por la oferta y la demanda. Es decir que si EEUU quiere reducir el valor de su moneda, debe reducir el número de personas que la desean o incrementar sustancialmente la cantidad de dinero en circulación. Sólo esta última opción es posible.

Al mismo tiempo, incrementar la cantidad de dólares en circulación puede ser muy costoso para la administración. EEUU puede empezar a comprar masivamente otras monedas (como el yuan y el euro) para inclinar la balanza de valor a favor de Europa y China. Esta práctica es en extremo cara a largo plazo. Por otro lado, podría imprimir más billetes en circulación. Pero esta estrategia provocaría una inflación potencialmente muy dañina para su economía interna.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299