• Para 2025, se espera que el mercado global de la IA alcance un tamaño de 118 mil 600 millones de dólares

  • Todavía hoy en día, el Machine Learning es la aplicación que más inversión recibe de la industria

  • Entre 65 y 21 por ciento del público general está consciente de los usos de estas tecnologías, según la industria

La Inteligencia Artificial (IA) tiene numerosas aplicaciones para los negocios. Los chatbots sofisticados permitirán, en solo unos años, mejorar la atención al cliente de todas las marcas. A los estudios de videojuegos, les permite crear animaciones más fluidas y oponentes más formidables. A bancos y otras industrias les permite automatizar varios procesos predecibles en sus operaciones. Y a eBay le permitió incrementar en 10 por ciento sus ventas.

Un estudio conjunto entre la Universidad de Washington en St. Louis y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) analizó el efecto de una IA en el negocio de eBay. El software, lanzado en 2014, traducía automáticamente títulos de productos y resultados en la plataforma. Esto permitió que el servicio aumentara en 10.9 por ciento las ventas de Estados Unidos (EEUU) hacia países latinoamericanos de habla española. Y no fueron los únicos beneficiados.

También se compararon los rendimientos de la IA para traducir el título de los productos para clientes en Rusia, Italia y Francia. No solo se encontraron mejoras similares en los volúmenes de venta de eBay. Los investigadores estimaron que, en promedio, el cambio propiciado por el sistema equivalía a reducir la distancia geográfica entre EEUU y estos países en 26 por ciento. Los investigadores apuntan que el sistema logró que la empresa “estuviera mejor conectada”.

IA y su efecto en los negocios

eBay no es la única empresa que está desarrollando proyectos de IA. De hecho, hay múltiples iniciativas en proceso. Google presentó recientemente dos aplicaciones. Una, en conjunto con The Trevor Project, pretende reducir la incidencia de suicidio entre jóvenes de la comunidad LGBTQ. En otra, ayuda a las personas a convertir fotos en “retratos poema. Incluso el gobierno de la Unión Europea trabaja en una iniciativa de patrullas con drones autónomos.

Pero dentro del sector negocios, la IA también está teniendo efectos determinantes. La destiladora Mackmykra presentó lo que calificó como el primer whiskey diseñado con Machine Learning. En L’Oreal, un sistema chatbot es utilizado regularmente para el proceso de reclutamiento. La brasileña Petz ha incluido reconocimiento facial para perros en su tienda en línea. Y hasta Nike utiliza un software de esta categoría para estimar la talla de los clientes.

El caso de eBay demuestra dos principios clave. Uno, el más importante, es que las barreras de idioma todavía son considerables para los negocios retail. Las compañías que quieran aspirar a un mercado global deberían esforzarse por traducir, manual o automáticamente, los contenidos de sus páginas web. De lo contrario, se puede arriesgar a ahuyentar potenciales clientes. O peor, dejar que servicios externos hagan interpretaciones inadecuadas.

Segundo, que los proyectos de IA pueden hacer una diferencia muy significativa en los negocios. Previo a la implementación del sistema, eBay ya tenía un programa de traducción automática. Sin embargo, la exactitud de las interpretaciones se disparó en cuanto se actualizó el software. Las marcas no solo deben considerar implementar cualquier proyecto tecnológico innovador. La calidad de los mismos también afecta realmente el resultado final.