Ya son casi dos años desde que inició el bloqueo en contra de Huawei y otras compañías de origen chino debido a lo que, desde el gobierno, consideran que estas empresas utilizan su tecnología para hacer espionaje. Algo que Huawei ha negado categóricamente en reiteradas ocasiones.

La situación ha derivado en un impedimento para diversas empresas estadounidenses el poder hacer negocios con tecnológicas chinas, mientras que para las firmas han visto afectados sus negocios de manera significativa.

Hacen formal lo que todo mundo temía

Es Huawei la empresa que más ha resentido las decisiones de Washington, un problema que tendrá que continuar enfrentando luego de la resolución dada a conocer el lunes.

Lo anterior debido a que la Federal Communications Commission (FCC) anunció que considera formalmente a Huawei y a ZTE una “amenaza a la seguridad nacional”. Por tanto, señaló que se determina bloquear el uso permanente de cualquier equipo o tecnología que estas empresas o sus filiales en redes de comunicación desarrollen en territorio estadounidense o en las redes 5G del país.

No podemos tratar a Huawei y ZTE como algo menos que una amenaza para nuestra seguridad colectiva“, dijo Brendan Carr, comisionado de la FCC. “La China comunista tiene la intención de vigilar a las personas dentro de nuestras fronteras y comprometerse en espionaje industrial a gran escala. Nada menos que prohibir los equipos subsidiados de Huawei y ZTE nuestras redes podrían abordar esta grave amenaza a la seguridad nacional. Después de todo, la ley china no restringir significativamente el régimen comunista dada su naturaleza autoritaria“, agregó.

Un golpe duro para la tecnológica china pues, aunque de alguna manera la etiqueta es ‘simbólica’ pues el bloqueo ha sido recurrente desde el año pasado, impidiendo que compañías estadounidenses adquieran sus equipos, no deja de ser un impacto negativo pues de alguna manera cierra aún más una puerta que estaba casi cerrada.

Los dos brazo más fuertes, los afectados

Para muchos analistas, el bloqueo es un efecto colateral de una disputa política en la carrera por que Estados Unidos encabece el desarrollo de las redes 5G, una disputa en la que China tiene amplia ventaja con Huawei.

La firma es el mayor jugador a nivel mundial en la construcción de redes de infraestructura, en especial las relacionadas con esta tecnología, lleva ventaja sobre las empresas nórdicas, Nokia y Ericsson más lejos están ZTE y Samsung.

La lucha motivo a que desde hace dos años Washington esté intentando convencer a sus aliados de tampoco usar tecnología de Huawei para la renovación de sus redes 5G, el menos en lo que es el cerebro de la infraestructura del nuevo sistema de telecomunicaciones; si bien hay países que han cedido a la presión, otros han resistido y entablado relaciones comerciales con la tecnológica china. Sin embargo, la última resolución podría poner en riesgo parte del terreno ganado.

Aunado a ello, y aunque el bloqueo presuntamente no está relacionado con sus smartphones y otros equipos móviles de manera directa, la realidad es que sus dispositivos s han visto afectados; desde el lanzamiento del Mate 30, cuando su estrategia de marketing se vio disminuida por las disputas comerciales, hasta llegar al impedimento de que los smartphones de Huawei no puedan integrar de manera nativa las apps y servicios de Google como Gmail, YouTube o Google Maps.

Hablamos de las dos principales divisiones de negocios de la compañía, ejemplo de ello es que en 2019 reportó ingresos por más de 858 mil 830 millones de yuanes, o unos 121 mil 550 millones de dólares; de los cuales, las telecomunicaciones representaron unos 41 mil 990 millones de dólares, y la tecnología de consumo (incluidos los smartphones) unos 66 mil 140 millones de dólares, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Si bien Huawei ha invertido mucho en innovación y el desarrollo de todo un ecosistema a de apps con AppGallery, aún debe trabajar para que el consumidor reconozca su oferta tecnológica en este tema y acepte mudar de plataformas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299