Dueña de Corona en EU señala que los aranceles de Trump ya le generaron pérdidas

Constellation Brands indicó que tras la imposición de esos gravámenes, ha sufrido impactos por 2 millones de dólares por las políticas económicas del mandatario estadounidense.

aranceles

Constellation Brands, marca que maneja las cervezas Corona y Modelo, informó este jueves que ya sufrió impactos por 2 millones de dólares tras la aplicación de aranceles al aluminio por parte del gobierno de Estados Unidos.

“Sí estamos siendo afectados, estamos trabajando con nuestros proveedores de aluminio para mitigar los efectos del mismo; efectivamente este año ya hemos recibido un impacto financiero”, indicó en entrevista con la agencia Notimex Daniel Baima, director general de la empresa.

Explicó que, hasta ahora, el impacto lo está absorbiendo la empresa en su estructura financiera, sin traducirlo al precio al consumidor final.

Al destacar que buscan alternativas con la proveeduría, destacó que tienen una mayor inclinación en el uso del vidrio, con 80 por ciento de sus productos contra 20 por ciento que utiliza aluminio.

El directivo señaló además que la empresa mantiene sus inversiones en las dos plantas que tiene en construcción en el norte del país, las cuales estarán listas en los próximos años.

Una de las plantas se ubica en Obregón, que considera una ampliación, donde la inversión es de 900 millones de dólares y la creación de alrededor de 450 empleos, mientras que la planta en Mexicali es de casi mil 100 millones de dólares de inversión y la generación de 500 empleos, precisó.

De acuerdo con Baima, la planta de Obregón que hoy genera cinco millones de hectolitros de cervezas ampliará su producción a 8.5 millones, y la de Mexicali producirá cinco millones de hectolitros. La producción total de la empresa en México es hoy de 33.5 millones de hectolitros.

A pesar de la indignación de las autoridades de la UE, Canadá y México, la Casa Blanca entiende que el presunto comercio injusto de estas economías justifica los impuestos de Trump, pero no las represalias.

La Casa Blanca anunció en junio aranceles del 25 por ciento al acero y del 10 por ciento al aluminio argumentando que los metales importados representan una amenaza para la seguridad nacional.

China, la UE, México y Turquía han respondido con impuestos valuados en 24 mil millones de dólares a exportaciones estadounidenses.