Donald Trump defiende su definición de “misión cumplida” tras ataques a Siria

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron un masivo ataque con misiles contra tres instalaciones en represalia al presunto uso de armas químicas.

El presidente Donald Trump defendió este domingo el uso del término “misión cumplida” para describir el ataque con misiles del viernes por la noche en Siria y dijo que la única forma en que los “medios de comunicación falsos” pudieron degradarla fue refiriéndose al término.

“Sabía que se aprovecharían de esto, pero sentimos que era un término militar tan grandioso, que debería devolverse. ¡Úselo con frecuencia!”, indicó el mandatario en un mensaje en Twitter.

El presidente republicano, George W. Bush, había utilizado la frase “misión cumplida” en el 2003, para marcar el final de “operaciones de combate importantes” en Irak después de poco más de un mes de lucha, pero la guerra en ee país se prolongó durante años, y las bajas estadounidenses se acumularon.

“Un ataque perfectamente ejecutado anoche”, tuiteó Trump el sábado. “Gracias a Francia y el Reino Unido por su sabiduría y el poder de sus excelentes militares. No podría haber tenido un mejor resultado. ¡Misión cumplida!”.

Pero el senador independiente de Maine, Angus King, dijo en entrevista con la cadena CNN que “es imposible decir en este momento” si la misión de Estados Unidos en Siria se ha cumplido.

“Esperamos que ese sea el caso, pero hicimos un ataque hace un año con el mismo propósito y se consideró un éxito, pero las armas químicas se han seguido utilizando”, dijo al referirse al ataque ordenado por Trump en abril del 2017 contra fuerzas militares del presidente sirio, Bashar al-Assad.

Los legisladores demócratas, entre ellos Nancy Pelosi, criticaron a Trump por no ir al Congreso para la aprobación de la acción militar.

El Pentágono subrayó el sábado que el presidente tiene la autoridad bajo la Constitución para defender los intereses de Estados Unidos, y aseguró que el ataque fue en “el corazón” de las instalaciones de armas químicas de Siria, pero que aún resta ver cómo responderá el gobierno de Bashar al-Assad.

La respuesta de Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió este domingo que el reciente ataque con misiles de las potencias occidentales contra Siria socava la posibilidad de una solución al conflicto en ese país y si tales acciones vuelven a producirse causarán inevitablemente el “caos” en las relaciones internacionales.

“Si estas acciones cometidas en violación de la Carta de las Naciones Unidas vuelven a producirse, será inevitable el caos en las relaciones internacionales”, sentenció Putin durante una conversación telefónica contra el mandatario iraní, Hasán Rohaní.

Ambos presidentes coincidieron en que el “ilegitimo” ataque tripartito contra Siria, la madrugada del sábado, causó un serio daño a las posibilidades de la solución política en el país árabe, según el servicio de prensa del Kremlin.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron un masivo ataque con misiles contra tres instalaciones –dos al oeste de Homs y uno en la zona de Damasco- en represalia al presunto uso de armas químicas contra la población civil en la ciudad de Douma, último suburbio rebelde en Ghouta Oriental, que dejó más de 70 muertos.

La coalición occidental lanzó 103 misiles crucero, bombas guiadas y misiles aire-tierra desde aviones y buques de combate emplazados en bases del mar Rojo, el Mediterráneo y la zona de Al Tanaf contra tres instalaciones, que según Estados Unidos están relacionadas con un programa clandestino de armas químicas del régimen sirio.

Sin embargo, el sistema aéreo ruso instalado en Siria interceptó 71 misiles con sistemas S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Osá, según el Ministerio de Defensa de este país.

Putin, quien calificó los ataques coordinados occidentales como un “acto de agresión contra un Estado soberano, convocó para mañana lunes una reunión extraordinaria del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, según la agencia local de noticias Sputnik.

Acusó a Estados Unidos, Francia y Reino Unido de “usar como pretexto una puesta en escena del uso de agentes tóxicos contra la población civil”, sin esperar el informe de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que comenzó este domingo a investigar el supuesto ataque químico en Douma.

Miles de ciudadanos, con banderas sirias, se concentraron ayer sábado en las calles de Damasco para condenar el ataque contra Siria, así como para expresar su apoyo al presidente Bashar al Assad y sus aliados, Rusia e Irán.

Las ciudades de Washington y Los Ángeles en Estados Unidos también fueron escenario de manifestaciones en protesta por la agresión contra Siria y pidieron a Estados Unidos y a sus aliados abstenerse de lanzar más ataques y no intervenir en los asuntos de Medio Oriente.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299