• Durante los eventos exclusivos para sus clientes D23, Disney también muestra avances de primera mano de sus proyectos

  • El precio original de la suscripción de streaming es de 260 pesos mensuales, en paquete con Hulu y ESPN+

  • La tarifa mensual solo para la plataforma, sin servicios adicionales, es de alrededor de 140 pesos

La batalla por el dominio del streaming de video es cada vez más difícil para las compañías involucradas. Por un lado parece que cada pocas semanas se suman nuevos grandes rivales a la carrera. Al mismo tiempo, algunas telecom parecen estar haciendo trampa para beneficiar sus respectivos servicios de Video-on-Demand (VoD). Pero uno de los elementos más importantes en esta guerra ha sido el precio de cada plataforma.

También Disney reconoce el peso del factor financiero en la batalla del streaming. Por eso, según Adweek, la empresa empezó a ofrecer una oferta limitada de suscripción. La productora ofrecerá el contenido de su plataforma por cuatro dólares (80 pesos) al mes. Sin embargo, la promoción solo estará disponible para miembros de su club D23 hasta el próximo dos de septiembre. Asimismo, deberán adquirir tres años de contenido de un solo jalón.

Precio reducido, ¿gancho o recompensa?

Varias compañías han jugado con el costo de sus sistemas de streaming para atraer más público a sus servicios de VoD. Netflix, en julio, presentó un plan low-cost de 54 pesos al mes solo para usuarios móviles de India. YouTube, por su parte, confirmó hace unas semanas que sus contenidos originales estarían abiertos sin pagar precio alguno, a cambio de publicidad.

Jugar con el precio para posicionarse en una industria es una estrategia común. Voucherify que ofrecer un descuento para nuevos clientes es una técnica ampliamente utilizada por casi todas las marcas. Por otro lado, Chron apunta que ciertas audiencias relacionan un costo más bajo con una calidad menor. A la vez, For Entrepreneur señala que estos descuentos (y en específico, los productos y servicios gratuitos) ayudan a crecer el segmento de mercado.

El caso específico de D23 y su precio especial para Disney+ puede ser considerado desde dos perspectivas. Puede que la compañía esté recompensando a sus mejores clientes dándoles un servicio que probablemente iban a adquirir a un precio preferencial. También es posible que esté tratando de convencer a público potencial a formar parte de su comunidad exclusiva. De cualquier manera, la estrategia jugará a favor de la marca en la próxima batalla del streaming.