• En la última semana, el número de nuevos casos diarios en Florida superó los 10 mil en tres ocasiones

  • Asimismo, la entidad incrementó su cifra de muertos en un 19 por ciento frente a la semana pasada, para un total de más de tres mil 800 fallecidos

  • Sin embargo, Disney confía que si se siguen las medidas marcadas, se puede disfrutar de una estancia “responsable”

ACTUALIZACIÓN: Se corrige el segundo bullet por un error en la traducción

Las compañías que tienen que ver con el entretenimiento y el turismo han estado entre las que más han sufrido por la crisis sanitaria. ¿Por qué? Simple: no hay forma de usar sus servicios sin romper las medidas de sana distancia mandadas por gobiernos y autoridades de salud. Y aún con la lenta reapertura de la economía, se trata de negocios vitales para que la sociedad funcione. Así que Disney, en especial su unidad de parques temáticos, ha sufrido bastante.

Pero es posible que el calvario de la casa del ratón esté a punto de llegar a su fin. De acuerdo con Reuters, Disney señaló que este mismo sábado deberían volver a la vida sus instalaciones en Orlando, Florida. Lo anterior, después que hace menos de dos semanas se anunciara que la compañía tendría que posponer la reapertura de muchas de sus instalaciones a nivel global. Y también después de las quejas de sus empleados y las condiciones de riesgo para clientes.

A través de un comunicado, la compañía reafirmó que seguirá adelante con abrir Walt Disney World a un número limitado de invitados el fin de semana. Sería la primera vez que recibe a alguien desde que se vio obligado a cerrar sus puertas en marzo pasado. De acuerdo con la Directora Médica de la empresa, Pamela Hymel, se tomarán las medidas de sanitización para proteger a empleados y clientes. Entre ellas, la toma de temperatura y el uso de cubrebocas.

¿Venció Disney a la pandemia?

Como la casa del ratón, varias empresas se muestran claramente desesperadas por volver a sus actividades. Y no es para menos. Por ejemplo, similar a Disney, Cinemex dijo que necesita abrir entre este y el próximo fin de semana para no tener que despedir a colaboradores. Las marcas IKEA y Hema llegarían a México justo en medio de la crisis sanitaria. Y Best Buy ya dio un par de indicaciones y un plan de trabajo para los consumidores para su próxima apertura.


Notas relacionadas


Ya que ha luchado tanto por abrir sus puertas, y por fin lo hará este fin de semana, ésta podría ser una victoria para Disney. Al final de cuentas, no hay que olvidar que la casa del ratón vio caer sus ganancias en un 90 por ciento, en buena parte por culpa de la paralización de sus parques de diversiones. Poder volver a aceptar gente en sus instalaciones, aún si es con una serie de limitaciones, debería bastar para recuperar la confianza de la gente (y sus ingresos).

Sin embargo, lo más probable es que los problemas de Disney apenas estén empezando a manifestarse. La apertura de sus parques en Florida no es el final de una batalla, sino el inicio de la siguiente. En especial considerando que en el último mes, el número de casos en ese estado han ido aumentando de forma constante. Ahora el desafío estará en evitar que sus instalaciones se conviertan en un foco de infección. Algo que podría destruir a su negocio.

Empresas: ¿Los nuevos focos de infección?

Disney no es la única que necesita cuidar de cómo regresa a las actividades diarias para no afectar su reputación. En la Ciudad de México (CDMX), los centros comerciales van a tener que seguir nuevas reglas de operación para reducir la posibilidad de infección. Marcas como Zara ya están sufriendo las consecuencias de fomentar la aglomeración de gente con su vuelta a las actividades. Hay negocios, al estilo de Apple, que han tenido que volver a cerrar locales.

¿Es posible que el regreso acelerado de espacios como Walt Disney World se conviertan en un peligro de infección que empeore a largo plazo las perspectivas de la pandemia? Sin duda. En datos de Business Insider, incluso agentes como Mark Zuckerberg concuerdan que una rápida reapertura es contraproducente. El Washington Post apunta que puede llevar a un pico radical. Y según Vox, como la mayoría de la población aún es vulnerable, puede empeorar muy rápido.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299