Diseñan un manual para aprender a no desperdiciar comida

Buenos Aires, Argentina.-  Para evitar el desperdicio de alimentos sin consumir, lanzaron una campaña en Argentina que incluye la edición de un manual de consejos para que los consumidores desperdicien menos comida.

En primer lugar, los datos son contundentes: en Argentina se tiran 16 millones de toneladas de alimentos por año, lo que equivale a 87 millones de platos de comida por día.

Analizado a nivel mundial, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se desechan en el planeta cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos, esto es casi un tercio de lo que se produce.

En ese contexto, y en un escenario de gente que pasa hambre, la FAO y el Ministerio de Agroindustria de la Argentina lanzaron #NoTiresComida, una campaña contra la pérdida y el desperdicio de alimentos. Las marcas, obviamente, dijeron presente. Qué mejor oportunidad que “pegar” la imagen a una idea como ésta. Allí estuvieron Unilever y Carrefour.

Como parte de una amplia campaña de difusión de buenas prácticas a la hora de comprar, cocinar y no-desperdiciar alimentos, se difundió en 588 supermercados de Argentina un manual con consejos.

manual1
El manual se distribuyó en más de 500 puntos de venta y retail.

 

manual-2
Además de la FAO, de la iniciativa participaron Unilever y Carrefour de Argentina.
manual-3
Una de las claves de la campaña fue explicar qué hacer con las sobras.

Allí se establecieron pautas para planificar las compras, la preparación de la comida y guardar lo que sobra para no tirar de más. La idea fue generar un cambio de hábitos, que se lleve a la práctica de manera permanente y durante mucho tiempo.

La cadena de valor

Pero no todo es culpa de los consumidores finales. Según Mercedes Nimo, Subsecretaria de Alimentos y Bebidas en el Ministerio de Agroindustria de Argentina, el problema está en las cadenas de valor. “La mayor cantidad de pérdidas se da a lo largo de todos los procesos productivos: en las fábricas, en los mercados concentradores, en la poscosecha de las frutas y hortalizas. Igualmente, todo el desperdicio que hay en los hogares también es muy importante”, le dijo a Clarín.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299