• El diseño se ha convertido en una elemento clave en la creación de pautas, que ayudan a entender el rol del consumidor.

  • La capacidad que tiene un buen diseño de generar pautas creativas, se ha vuelto relevante sobre todo al momento de integrar de mejor forma al consumidor.

  • Construir campañas en contra del muro de Trump se convirtió en una pauta que en publicidad determinó nuevos enfoques creativos.

El muro de Trump se convirtió en una polémica propuesta del gobierno de Estados Unidos, para impedir el acceso de inmigrantes a través de la frontera norte de México.

La propuesta se convirtió en una pauta indispensable, para entender cómo las marcas deben identificarse ante el consumidor a través de la empatía por sus preocupaciones sociales.

Diversas campañas de marcas cerveceras como Budweiser o Corona, además de aerolíneas como Aeroméxico se centraron en ello y descubrieron cómo es que la comunicación debía desempeñar mejores estrategias.

Ahora, un diseñador ha reavivado el uso de la creatividad en contra del muro de Trump, con una activación que se ha convertido en un referente dentro del mercado publicitario.

Esto ocurrió en la exclusiva zona de Beverly Hills, donde Isaac Pelayo instaló una pared en la que colgaba el cuadro de la Mona Lisa y el mensaje: “Los muros son para el arte, no para dividir a las personas”.

La estrategia de diseño imita el famoso muro del que cuelga el cuatro del museo de Louvre del que cuelga la pintura creada por Leonardo Da Vinci y es un interesante recordatorio para las marcas de que un buen diseño es clave para lograr que un mensaje social logre eco ante el consumidor.

Dicho esto se ha vuelto cada vez más relevante encontrar pautas a través de las cuales podamos identificar acciones que ayuden a la marca a ser creativamente relevante.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299