Dior promociona prendas mexicanas con una mujer blanca y sigue el fracaso de D&G

Dior usó prendas mexicanas para inspirarse en su nueva campaña, usó a Jennifer Lawrence en la campaña y parece que sigue el fracaso en redes de Dolce & Gabanna.

dior
imagen: instagram

Estamos a punto de ver un cambio radical en el mercado de lujo, pues las marcas se entusiasmaron tanto con la idea de vender más a nivel mundial, que se hicieron de cuanto recurso creativo tuvieron a la mano, han sobreexplotado la apropiación cultural y se han querido identificar tanto con el consumidor detrás de una pantalla, que se han olvidado que el mismo poder de compra con que adquiere uno de sus costosos bolsos lo tiene para viralizar una crítica en redes sociales.

Marcas como Dolce & Gabanna y Dior se han involucrado en una compleja estrategia comercial en donde se olvidaron que la creatividad con que se anuncian en redes sociales advierte en letras pequeñas, que cualquier error en la historia que cuentan tiene un fracaso asegurado.

Para la pareja Dolce & Gabanna fue fácil poner a una modelo china a representar al consumidor oriental como un tonto, que se embrutece cuando tiene que comer comida italiana con palillos.

Lo que quisieron decir con esta campaña no lo sabemos, la historia fracasó y la marca se encuentra en medio de un boicot que tendrá serias consecuencias en sus ventas y en la organización que a partir de ahora tendrá la marca para dejar de ser racista, tal como ha sido calificado a la marca.

Dior se ha dejado caer en este hoyo negro que representan las redes sociales, donde las críticas han protagonizado su reciente campaña en que promociona prendas inspiradas en la cultura mexicana y nos recuerda lo que reza un dicho en que lo que mal empieza, mal acaba.

Esta colección comenzó en medio de críticas por la apropiación cultural que hizo de prendas, bordados y estilos que en México no solo son símbolo de la identidad cultural, sino un recordatorio de la pobreza y marginación en la que viven los autores de este arte.

La campaña echó en saco roto las críticas, continuó con su estrategia de venta y ahora, para promocionar sus prendas se ha lanzado con historias protagonizadas por una actriz blanca, que poco refleja la diversidad con que los consumidores le han exigido que promocione unas prendas, que se han valido de una cultura extranjera para vender.

Ver esta publicación en Instagram

Lol. Wut?! Sooooooooo, #Dior & #JenniferLawrence wanna celebrate traditional Mexican women riders thru a “modern lens”…by having a rich white woman named Jennifer be the face of this campaign? And like they couldn’t think of a better landscape to shoot than in California?! Hmm, I dunno, maybe…like…shoot…in…Mexico…with…a…Mexican…actress like Salma Hayek, Karla Souza, Jessica Alba, Selena Gomez, Eva Longoria, or many others. But I guess they were all unavailable, so you had to go with Jennifer Lawrence. 🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🖕🏾🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️🤦🏾‍♀️. The audacity to call this shit modern because it’s worn by a white woman is ignorant and gross, but unfortunately, not surprising. Please comment below with Mexican designers I should support and give my dolls to, heauxes, because this boo boo ass Ricky’s Halloween store Mexican cosplay is not the jam.

Una publicación compartida por Phoebe Robinson (@dopequeenpheebs) el

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo