Detecta por qué no te funcionan tus redes sociales

¡Mis redes no funciona! ¡No logro vender nada con Facebook, Instagram o Twitter! ¡Nadie me contacta vía Messenger!

servicio al cliente

¡Mis redes no funciona! ¡No logro vender nada con Facebook, Instagram o Twitter! ¡Nadie me contacta vía Messenger! Y así… siguen los comentarios que me llegan todos los días a mi email, de muchos negocios que aún no entienden que las redes sociales sólo funcionan con ESTRATEGIA.

La idea de tener presencia en redes porque en ella están TODAS las personas de tu mercado y sólo por estar ahí debes esperar resultados… ya va empezando a ser un pretexto para que no te pongas las pilas.

Como en cualquier negocio, debes entender cómo funcionan, sus reglas y políticas, así como el juego que como empresa debes practicar en ellas para posicionarte, lograr alcance, comunidad y finalmente solicitudes de informes o ventas.

¡Vayamos por partes! Hoy para lograr que tus propios fans o seguidores vean lo que publicas debes PAGAR.

El alcance orgánico en la mayoría de los sectores de negocio ya anda muy por debajo del 2%. Esto quiere decir, que si no pagas de manera continua “post promocionales” menos del 2% verán lo que publicas. Y sólo hablamos de tus fans/seguidores… ¡ni pensar en atraer a nuevos sin invertir!

Estas reglas no las ponemos los consultores o responsables de gestionar campañas, son las reglas del juego de Facebook, Instagram o Twitter (por mencionar las principales) para las empresas: ¿quieres que te muestre? PAGA.
Así que lo primero, es decirte que, si quieres que todo el trabajo que dedicas en producir contenidos, diseñar y hacer videos, etc. para compartir en tu feed valga la pena, debes considerar tener un presupuesto fijo mensual en redes sociales ¡ya mismo!

Sin el juego de “engagement” y sin una comunidad “activa”, no tiene mucho caso desperdiciar tiempo en publicaciones… Y sin pagar, hoy no logras engagement. Necesitas el empujón del pago por alcance (a menos que sea súper famoso, popular o mega diva).

¿Te suena? Me da gusto, porque muchas empresas insisten en esperar “milagros” solo por publicar constantemente en Facebook o Instagram.

La siguiente parte de esta ecuación, por supuesto, es pagar por campañas promocionales según sea tu objetivo de negocio: llevar tráfico a tu sitio, Messenger o Whatsapp, recolectar leads, conversiones, ofertas, etc.

Si quieres resultados de negocio, es decir, solicitudes de informes y/o ventas, debes apostarle invirtiendo… Y esto requiere de todo un proceso estratégico y creativo para ser exitoso.

Cuando alguien te cobra por planearte y gestionarte campañas en redes sociales, no lo hace para “sacarte dinero” (tu piensas que es tan fácil que lo puedes hacer sin necesidad de un experto ¿no?). Hacer campañas en plataformas sociales requiere de conocimiento, técnica, creatividad y mucha estrategia.

Debes considerar conocer lo más posible a los usuarios que te interesan, saber gestionar públicos similares y personalizados, aprovechar el potencial del pixel y el retargeting, las exclusiones y así… muchas más variables vitales para generar campañas, grupos y anuncios exitosos.

Si buscas realmente resultados en los negocios, debes invertir en plataformas, materiales, expertos, personal, formación, etc. ¿Por qué esperas tener resultados en redes sin la ayuda de un experto?

Y la última parte de la ecuación, por supuesto, es la calidad de lo que publicas. Porque déjame decirte que, aunque pagues, si lo que publicas “apesta” no llegarás a nadie y además estarás tirando tu dinero. ¡Cuidado!

Hoy en día la mayoría de las redes como Facebook, Instagram y YouTube cuidan y dan valor a lo que publicas (pagues o no), y mientras más relevante sea para el público al que te diriges, digamos que la misma plataforma de “premia” mostrándolo más.

Así que, además de pagar, debes ponerte las pilas en la calidad de lo que compartes: formatos originales, buenas imágenes, videos y lives. También debes invertir en generar contenidos de valor (no llenar tu feed de venta y promoción, nadie es fan de una cuenta así) en términos del contenido mismo y en el formato que usas para acompañarlo.

Eso de usar malas fotos, imágenes sin el tamaño ideal para cada red social, videos de bajísima producción o audio… ¡vaya! Digamos que recibes lo que mereces ¿me sigues?

¿Quieres una cuenta exitosa? ¿Lograr posicionamiento y metas de negocio? ¡Vamos! Pues a invertir en engagement, promoción y CONTENIDOS.

Revisa tu estrategia y a ponerla en orden para alcanzar tus objetivos, contrata a un experto (con experiencia verificable ¡por supuesto!) y tus resultados serán muy diferentes.

¡Yeah! Saludos.