Después de una denuncia, Apple contesta a Spotify: Tu mayor negocio es engañar al consumidor

Spotify-iPhone-Apple
Imagen de Bigstock

Esta semana se dio a conocer que Spotify presentó una denuncia en contra de Apple ante la Comisión Europea.

El argumento de la plataforma de música por streaming es que ha sufrido “un gran impacto en los negocios” producto de las presuntas restricciones que la compañía de Cupertino impone en su App Store (hasta un 30 por ciento por las suscripciones, entre otras).

La situación ha comenzado a subir de nivel, mientras Spotify buscará a través de los organismos reguladores y de la publicidad hacer valer su reclamo, Apple ha ido a sus propios canales de comunicación para dar una contundente respuesta.

Spotify quiere todos los beneficios de una aplicación gratuita sin ser libre

En su denuncia antimonopolio ante la Comisión Europea contra Apple, Spotify afirma que la de Cupertino administra la App Store para iOS en su beneficio, y en perjuicio de otras aplicaciones (como Apple Music) de manera injusta.

Fue un tema que comenzó a cobrar relevancia en las agendas de diversos medios y, como era de esperase, Apple no ha tardado para exponer su postura, defender su servicio, pero de paso, demoler las aspiraciones de la app de música por streaming.

“Spotify es libre de crear aplicaciones y competir en nuestros productos y plataformas, y esperamos que lo hagan. (Pero) Spotify quiere todos los beneficios de una aplicación gratuita sin ser libre”, señala una carta publicada en el sitio de Apple.

En un extenso desplegado, la tecnológica dirigida por Tim Cook expone que cerca del 84 por ciento de las aplicaciones que se distribuyen desde la App Store, no pagan ninguna regalía por descarga o uso, porque “no cobra las aplicaciones que son gratuitas para ti (usuario)”.

Subraya que pese a que estas apps generen ingresos a través de la publicidad (sean de entretenimiento, bienes o servicios), su plataforma no recibe un ingreso por ello.

En cambio, explica que sí cobra por los bienes y servicios digitales que se compran dentro de la aplicación utilizando su sistema. Sin embargo, señaló que hay una imprecisión por parte de Spotify porque el 30 por ciento que asegura le cobran, se reduce al 15 por ciento a partir del segundo año.

“Spotify envuelve sus motivaciones financieras en una retórica engañosa acerca de quiénes somos, qué hemos construido y qué hacemos para apoyar a los desarrolladores independientes, músicos, compositores y creadores”, acusa Apple en su carta.

Time to Play Fair, la campaña de Spotify

La app de origen sueco no sólo argumenta que Apple exige un recorte del 30 por ciento de los ingresos obtenidos mediante compras dentro de la aplicación, aloque no hace con Apple Music.

Además, señala que no se le permitió redireccionar a sus usuarios a otro sitio web para pasar de un plan gratuito a una suscripción de pago y que desde la App Store (así como en Apple Watch y el HomePod) no se le permite ponerse en contacto con sus clientes directamente si elige un sistema de pago alternativo.

De acuerdo con The Next Web, citando a Ars Technica, “Apple admitió en 2016 que impidió esto, porque creía que era una medida destinada a evitar el recorte de sus ingresos por las compras desde la aplicación”.

Incluso Spotify tiene una campaña activa llamada ‘Time to Play Fair’ con la que expone todos sus argumentos.

Apple apela a su ADN de marca

En respuesta, Apple da argumentos apelando a su ADN de marca, sosteniendo que nunca ha engañado a socios y usuarios con las reglas que existen en su App Store, y que siempre ha buscado un beneficio para todas las partes.

“El enfoque de Apple siempre ha sido hacer crecer el pastel. Al crear nuevos mercados, podemos crear más oportunidades no solo para nuestro negocio, sino también para artistas, creadores, empresarios y todos los “locos” con una gran idea. Eso está en nuestro ADN, es el modelo correcto para hacer crecer las próximas grandes ideas de aplicaciones y, en última instancia, es mejor para los clientes.”

Apple vs Spotify
Imagen: Fragmento de la carta publicada por Apple

La disputa está por el mercado de música por streaming

En un primer plano se podría ver como un duelo por mover piezas con miras a destacar en el mercado de música por streaming.

Hablamos de un segmento que ya representa ingresos por más de 10 mil 462 millones de dólares a nivel global (2018), y se prevé que supere los 13 mil millones para 2023, de acuerdo con datos publicados en Statista.

De hecho, el crecimiento de este tipo de servicios viene de la mando de una mayor adopción y preferencia por parte de los usuarios, en su mayoría millennials y generación Z; en 2017, más del 61 por ciento de suscriptores tenía entre 18 y 34 años, por lo que se vislumbra que mantendrá un ritmo ascendente.

Y, pese a que Spotify ya supera los 207 millones de usuarios activos mensualmente (más de 96 millones de pago), la realidad es que ve amenazante el crecimiento de Apple Music que ya supera los 56 millones de suscritores.

Sin embargo, no sólo queda ese tema, también el de la competencia justa. De acuerdo con lo publicado en TNW, los reguladores de la UE podrían favorecer a Spotify en este caso, ya que las reglas de Apple pueden interpretarse como anticompetitivas, de hecho, recordemos que en Estados Unidos hay un proyecto impulsado desde el Congreso que busca regular este tipo de servicios en las grandes tecnológicas como Google, Facebook e incluso la de Cupertino.

No obstante, se debe destacar que Spotify ha pagado esta regalía desde hace varios años y que otras grandes plataformas como Netflix conviven sin externar alguna inconformidad. A esto hay que sumar que la app de música pretende expandir su modelo de negocios con podcast, noticias y video.