CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Después de los primeros tres meses del año, esto aprendieron las empresas de cara a la nueva normalidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Un nuevo paradigma llega para todos luego de un año en confinamiento, las empresas no son la excepción y después de haber ensayado durante estos primeros tres meses de 2021 estas son las lecciones que adquirieron de cara a la nueva normalidad.
  • Las empresas han rendido cuentas luego de los primeros tres meses de este 2021. 
  • La tendencia mostrada es que las utilidades fueron a la alza mientras las ventas bajaron.
  • Si bien hay empresas que no pueden presumir aún de su recuperación, existe otro puñado que ya muestra beneficios próximos. 

2021 comenzó con gran incertidumbre para todos, incluso las empresas aún desconocían el rumbo que tomarían ante el nuevo paradigma planteado por la pandemia de Covid-19, pero ahora tas los primeros tres meses, poco a poco el panorama se aclara y deja entrever qué posibilidades y alcancen tendrán las compañías para lo que resta del año. Es importante mencionar que, pese a que algunos resultados ya se vaticinan esperanzadores, otros son más cautos en prever el futuro, pues aún hoy la incertidumbre se cierne sobre importantes consorcios que no tienen muy claro hacía dónde apuntaran los cambios en el mercado que todavía se encuentran supeditados al semáforo epidemiológico imperante.

Muchos son los factores que pueden inferir en un escenario en el que las ventas disminuyen pero las utilidades crecen, en un nuevo paradigma debido a la pandemia, no extraña que las empresas se comporten de tal manera. Para muestra están, por ejemplo Coca-Cola y su principal embotelladora Femsa, que tras un primer trimestre que aún se antojaba caótico debido a los semáforos epidemiológicos, ya muestra al menos en lo a utilidades respecta, un movimiento positivo.

Al primer trimestre del 2021, Coca-Cola FEMSA reportó ingresos por 44,690 millones de pesos, 658 millones menos que lo registrado en el mismo periodo del año previo, con 45,348 millones de pesos, lo que representa una caída de 1.5 por ciento.

“La disminución en los ingresos fue impulsada principalmente por el efecto negativo de conversión por la depreciación del real brasileño, el peso argentino y el peso uruguayo en comparación con el peso mexicano, un efecto que fue parcialmente compensado por iniciativas de precio en nuestros mercados clave”, comentó la firma en su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores. En la otra cara de la moneda, el aumento de las ganancias de la embotelladora mexicana se atribuye a una disminución en los gastos financieros durante el periodo con un gasto por intereses no recurrente relacionado al prepago de deuda en el primer trimestre del año pasado.

A tres meses del primer año de confinamiento, este fue el resultado para las empresas

Los resultados del primer trimestre del año se anticipan de neutrales a negativos, estimando caídas significativas en ganancias porque para la mayoría de las industrias la base de comparación sigue siendo desfavorable, dicen analistas bursátiles.

Para Barclays, 48 empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) reportarán ingresos con una baja de 0.3 por ciento y un alza de 1.1  en el flujo operativo (EBITDA). Lo anterior, que ya e muestra com una tendencia imperante de cara a la nueva dinámica post confinamiento se da debido a que  la base de comparación sigue siendo complicada para la mayoría de las industrias.

Entre las empresas que se encuentran aún en problemas, resaltan, por ejemplo los grupos aeroportuarios, aerolíneas, restaurantes, hoteles, tiendas departamentales, entre otros, reportarán otro trimestre con presiones en sus operaciones, dadas las restricciones y cierres de establecimientos que se prologaron a principios de este año para evitar aumento en el número de contagios de coronavirus.

Para los analistas de Barclays las empresas de productos básicos (alimentos y bebidas) ya están en un terreno donde las comparaciones se vuelven más difíciles. Por otro lado, anticipan resultados neutrales en el segmento de telecomunicaciones, servicios financieros, industriales y mineras.

Un nuevo paradigma

Si bien la pandemia no ha cedido e incluso amenaza una tercera ola de contagios en varios países, la aceleración de la producción y vacunación (particularmente en Estados Unidos) han impulsado los mercados en la región  de América del Norte. A esto se suma el plan de estímulos fiscales de 2 billones de dólares del presidente estadounidense Joe Biden, al que se le sumará un plan de infraestructura de 3 billones de dólares.

Es importante también destacar que para algunos analistas el desempeño pudo haber sido mejor, de haberse dado condiciones internas favorables, como apoyo a empresas en problemas, incentivos a la inversión, mayor seguridad y generación de empleos.

La pandemia de Covid-19 demostró que una de las herramientas más importantes en las empresas es la capacidad de innovación, este factor puede ser definitivo para enfrentar cualquier tipo de crisis.

Los efectos de la pandemia del Covid-19 tendrán un impacto económico y social que será difícil revertir en los próximos años y que sin duda será algo que se recordará por generaciones futuras. Todavía es muy pronto para definir cómo será el desenlace de la contingencia ocasionada por el coronavirus pero definitivamente su llegada se ha hecho sentir en el mundo empresarial.

La mayoría de empresas se han visto perjudicadas por él, siendo tan solo algunas cuantas las que se han visto beneficiadas por la situación. Coca-Cola junto a Femsa, ni con todo su impresionante poderío ha salido bien librada, sólo resta espera par conocer en los próximos trimestres si se tomaron las decisiones adecuadas. Otro ejemplo, el de las tiendas departamentales, porque mientras Carlos Slim celebraba por sus ganancias en los sectores de la construcción, su tienda favorita Grupo Sanbors -y todos sus integrantes- reportó pérdidas de 144,182 millones de pesos, lo anterior como resultado al cierre que enfrentó varios meses de 2020.

Para este sector lo que resta es aprovechar el  optimismo en los compradores que como se pudo comprobar en marzo, cuando el Indicador de Confianza del Consumidor tuvo un repunte de 1.6 puntos a 40.4 en comparación con febrero impulsó en algo las ventas, sobre todo en otro sector que este año dejó buenos frutos: el e-commerce que rescató en algo y dio un respiro a las finanzas.

Ahora lee:

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados