Despide a un colaborador si es necesario o generará una carambola de clima laboral

Esta semana ha sido una gran semana. Mi temperamento y mi hambre me han llevado muy lejos. La soledad de estos años también. La soledad es un gran motor o un gran infortunio. Es como una moneda de doble cara. El secreto de ser feliz es aprovechar el lado luminoso del hambre y de la soledad. Recuerdo que un año completo comí lentejas cuando sufrí de hambre de verdad.

Durante una semana mi agencia cambió, súbitamente ¿Para bien? Esto es difícil saberlo. El tiempo, el hambre y el esfuerzo lo demostrarán con hechos. Despedí a dos colaboradores por mala actitud y uno más lo reventé yo mismo por el estrés que le generé durante años. Es mil veces mejor tener un colaborador con actitud positiva que un genio con pésima actitud. Este fue uno de los aprendizajes ¿Qué pasará conmigo como líder y con mi agencia?

  • Debo de encontrar el aprendizaje y aplicarlo ya
  • Impulsar la regeneración y renovación
  • Mi empresa tiene que ser otra desde este lunes
  • Es clave hablar con los supervivientes y comunicarles de forma honesta lo qué pasó
  • La forma es fondo de como dices y haces las cosas. Es clave cuidar las formas, independientemente del
  • fondo.
  • Olvidar y volver a empezar de nuevo es regeneración y evolucionar

Las empresas y las marcas son como organismos vivos. Nacen, crecen, se reproducen y mueren. Tiene edad y sufren de enfermedades mortales o de gripes simples. Lo importante aquí es entender y evolucionar. Nunca chaparse a la antigua y dejar de crecer. Todo en esta vida es cambio y el cambio es lo más constante en nuestras vidas. Regeneración es parte de seguir sobreviviendo. Volver a comenzar genera más inercia e impulso.

Nadie en esta vida somos indispensables. Tú no eres tu trabajo. Bajamos a esta vida a ser felices y si ya no eres feliz en donde estás, muévete o serás un muerto en vida.

Olvida y no retengas resentimientos por cuestiones profesionales y experiencias de vida. Sé un nuevo ciudadano de pie cada día, diferente. No dejes que te oxiden y mucho menos no te oxides tú mismo.

Aprende de tus errores que eso será el trampolín de los verdaderos éxitos. Vive.

Compartir
Artículo anterior¿Qué será de Blim?
Artículo siguienteLos tipos de aficionados que vieron “El Clásico” Chivas vs. America
Comunicador de la Universidad Iberoamericana y maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Académico con más de 6 años de experiencia en diferentes universidades. Fundó su agencia hace más de 10 años de la nada -InTrend, the Next Marketing-. Ha asesorado a marcas como adidas, El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, (Bodegas La Negrita) BLN, Royal DSM (Ciencia y nutrición) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. Ha sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar. Twitter @pacosantamaria Instagram @pacosantam