Deslave en Bosques de las Lomas, ¿otro golpe al sector inmobiliario de la CDMX?

Twitter

En horas recientes se reportó el deslave de un pedazo de cerro en plena zona de oficinas y viviendas de lujo en la colonia Bosques de las Lomas de la Ciudad de México, hecho que provocó que varios vehículos fueran sepultados por tierra y lodo y que pusieran en duda nuevamente la seguridad de construir en ciertas zonas de la urbe que, por diferentes razones, han sido objetos de derrumbes.

Los hechos ocurrieron en la calle Abetos de esta conocida zona de gran plusvalía al poniente de la CDMX y se dan en medio de una intensa temporada de lluvias que habría provocado el reblandecimiento de los suelos en esta zona que se caracteriza por la construcción de exclusivos inmuebles para oficinas y para vivienda.

El hecho puede significar otro botón de muestra para una probable crisis inmobiliaria en la capital del país toda vez que los riesgos de construir en algunas zonas se hacen latentes por diversas razones.

Por un lado, los sismos ocurridos hace casi un año, en septiembre de 2017, recordaron a la ciudadanía y a los habitantes de la urbe que amplias zonas de la ciudad son frágiles y vulnerables a la actividad sísmica, sobre todo los por suelos arcillosos de la desecada zona lacustre de la Ciudad de México y por causa de construcciones mal ejecutadas que no contemplaron verdaderas medidas de seguridad y de reforzamiento.

Por otro lado, las constantes lluvias han provocado que zonas como laderas de ríos -o en espacios donde alguna vez lo fueron-, así como zonas montañosas, son proclives a daños, como se pudo apreciar en el reciente derrumbe de una de las porciones de la plaza Artz pedregal, en el Sur de la Ciudad México.

En cuanto al derrumbe de esta tarde en Bosques de las Lomas, si bien no causó la pérdida de vidas humanas, sí provocó daños en vehículos y los hechos hacen recordar los que acontecieron hace casi tres años, en noviembre de 2015, cuando en la cercana zona de Lomas de Santa Fe otros deslaves provocaron el daño de diferentes viviendas y el peligro de derrumbe de un alto edificio de departamentos.