Desde los Organismos de la Sociedad Civil levantemos la voz. ¡#NoTeCalles!

¿Hasta a dónde la sociedad civil debe participar y protestar en materia de decisiones de gobierno que le perturben?

¡Salvaguardemos a los Organismos de la Sociedad Civil; Forjadores de una cultura económica, asociativa y cívica!

El presidente de la república Andrés Manuel López Obrador (AMLO) espera un pronunciamiento de los Organismos de la sociedad civil (OSC) fuente: Conferencia de prensa 12 de febrero de 2019; en ella expresó lo siguiente:

“Vamos a hablar con todos y yo espero un pronunciamiento de la COPARMEX y de todas las Cámaras, la Canacintra, del Consejo Coordinador Empresarial para decir: Cuidemos a México, cuidemos el patrimonio de México, no permitamos la corrupción, trátese de quien se trate, que se acabe el influyentísimo, que se acabe la impunidad, porque esto nos va a hacer muy bien a todos”.

“Y aclaro: No estamos en contra de los empresarios, necesitamos la inversión privada nacional y extranjera, y también aclaro, no todo el que tiene es malvado, hay quienes han logrado su patrimonio de conformidad con la ley y además con ética, y ellos merecen todo nuestro respeto, toda nuestra admiración”.

Este escrito se genera en respuesta a estas palabras que hacen referencia a su desconfianza y bajo interés por los Organismos de la Sociedad Civil (OSC), manifestada de forma pública en su intención de reducir de manera significativa los recursos presupuestales, esto en correlación con el presupuesto 2018 del gobierno saliente.

Su motivación está sustentada en su sospecha, no demostrada, de corrupción en varias de estas entidades la sociedad civil. Él expresó en la aludida conferencia de prensa que: “no todo el que tiene es malvado”, luego entonces señalamos:

“En donde haya corrupción que se ataque con cero tolerancia a la impunidad de los involucrados de ayer y de hoy sin “Punto Final”, pero que no se cancele todo un sistema de participación de la sociedad civil”.

Informémonos del alcance de los OSC

Para poder opinar acerca de los OSC, debemos saber de buena tinta su composición, alcance poblacional y geográfico, resultados e impacto económico y social; también será muy importante haber vivido la experiencia desde un OSC, o simple y responsablemente documentarse acerca de la actividad y desempeño de estos organismos.

De no proveernos de información nunca sabremos cuando una irresponsable expresión o declaración al aire, es verdadera, y de esa manera llegaremos a convertirnos en partícipes de las llamadas “FakeNews”, tan en boga en los gobiernos populistas -de cualquier ubicación geométrica- izquierda, derecha o centro.

Para opinar con evidencias

Debido al corto espacio en esta columna, haremos tres sumarios relacionados con los OSC, señalados en el cuadro siguiente:

•La Información oficial de los OSC es generada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y todo un entramado de control.

Hay evidencias objetivas para demostrar el valor que agregan los OSC a la sociedad civil, a través de su participación en 9 sectores clasificados y monitoreados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI) a través de sus Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM), en su Cuenta Satélite de las Instituciones sin Fines de Lucro. Los sectores que abarcan los OSC son los relacionados en la imagen siguiente, aclaramos que, en el INEGI, son identificadas como Instituciones sin Fines de Lucro (ISFL).

Las ISFL (u OSC), también están orientadas de manera muy importante (tal es el caso de Estancias Infantiles) a los sectores marginados, son evaluados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) que es un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, con autonomía y capacidad técnica para generar información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México, que permite mejorar la toma de decisiones en la materia.

Las figuras desde la posición fiscal de los OSC

Están establecidas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT); todo está fiscalizado; lo que no está calificado es la corrupción, para ésto hay órganos y sistemas de fiscalización que habrá que hacer más efectivos y aplicar el peso de la ley.

Y por supuesto, cuidar el reclutamiento y selección de las personas a ocupar esas posiciones, para tal efecto existen algunos sistemas de evaluación de la confiablidad, como lo son AMITAI, MIDOT y TPS, de uso en empresas con filtros muy rigurosos de selección. Muchas de las OSC cuentan con un sistema de gobierno corporativo y sus auditores externos son reconocidos por su ética profesional.

•Presentamos en dos imágenes 8 pronunciamientos acerca de los OSC

Cada quién dará valía a estos pronunciamientos conforme a su experiencia y conocimiento de estos OSC.

Estos pronunciamientos son producto de experiencias y conocimiento de la misión, visión y objetivos de un OSC.

•Reflexiones

Peter Druker experto en administración de negocios y de organismos no lucrativos, refrenda el título de esta colaboración diciendo:

“Este milenio nos ubica instalados en una cultura económica, asociativa y cívica, en la cultura “pos capitalista”.

Peter Druker a través de su importante y prolífica carrera se involucró en las organizaciones sin ánimo de lucro y en aportar a la tarea de mejorar la manera en que se administraban hospitales, iglesias, escuelas y organizaciones de la sociedad civil en general.

Drucker creó la Peter F. Drucker Foundation Non Profit Managment y desde ahí se han publicado una serie de libros, artículos, herramientas y documentos que ayudan al desarrollo institucional de las organizaciones sin fines de lucro.

Es ampliamente conocido y consultado su libro Managing the Non-Profit Organization: Practices and Principles (1990). Druker como cristiano devoto, unió los valores morales de un líder a su eficacia como gestor del desarrollo social sostenible, fue un creyente y defensor de los organismos de la sociedad civil. Aquí reproducimos uno de sus múltiples escritos al respecto:

¿Hasta dónde la sociedad civil debe participar y protestar en materia de las decisiones de gobierno que le perturben?

La respuesta es: “En sociedades democráticas el activismo y la protesta pública son un derecho constitucional, una exigencia de participación responsable”.

Los organismos de la sociedad civil (OSC) o las llamadas, por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI), Instituciones sin Fines de Lucro (ISFL) son un fenómeno en sí mismo, que se nutre:

“Del eterno deseo de la sociedad civil de conectarse y participar cívicamente colaborando activamente de diversas formas en los grandes problemas y oportunidades del país”.

Uno de los temas en referencia a la creación de organismos de la sociedad civil es que no podemos permitir, por ningún motivo, que el gobierno tome el rol paternalista, con un comportamiento autócrata ancestral y retrograda.

Es importante comentar que favorablemente se cuenta con importantes estudios sobre las fuentes de financiamiento del sector filantrópico en México y el resto del mundo.

Muchas empresas en México con sus fundaciones, están agrupadas en diversas entidades como lo puede ser el CEMEFI; varios OSC se integran a través de asociaciones como ANDAMOS MÉXICO, así también hay personas y empresas que participan en agrupaciones profesionales como el IMEF, AMEDIRH, IMCP y en agrupaciones y cámaras empresariales: CCE, COPARMEX, CANACINTRA, CONCAMIN y decenas de organismos que tienen miles de empleados honestos y comprometidos, contando entre sus filas a cientos de miles de profesionales, gente honorable, con sentido de responsabilidad social, personas ocupadas y preocupadas por generar acciones que redunden en beneficio de sus empresas, sus familias, de ellos mismos, de un Mexico equitativo.

¡Salvaguardemos a los Organismos de la Sociedad Civil! Forjadores de una cultura económica, asociativa y cívica ¡y por favor #NoTeCalles!