CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Desde dónde habla tu marca personal?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Tuve la suerte de contar en una de mis clases con la presencia de Javier Villarrubia, organizador de TEDxGranVía. Un hombre con una vasta cultura y con la suficiente humildad como para seguir aprendiendo cada día de los extraordinarios ponentes que han pasado ya por su evento TED.

Tuve la suerte de contar en una de mis clases con la presencia de Javier Villarrubia, organizador de TEDxGranVía. Un hombre con una vasta cultura y con la suficiente humildad como para seguir aprendiendo cada día de los extraordinarios ponentes que han pasado ya por su evento TED.

Al preguntarle sobre la frase que mejor definiría el contenido de la charla que venía a impartir a mis alumnos del grado de Publicidad, Javier me dijo esto: “Todos llevamos un TED Talk dentro”. Aquella frase me pareció que recogía a la perfección el mensaje que día a día trato de transmitir a mis alumnos, así que decidí publicarla como “Claim” dentro del cartel publicitario que difundimos en la universidad. No obstante, para que el mensaje fuese “redondo” y cumpliese a la perfección con lo que realmente creo, decidí añadir a dicha frase una “coletilla”: “Todos llevamos un TED Talk dentro. Sólo tenemos que encontrar nuestra VOZ”.

Encontrar nuestra verdadera VOZ es algo fundamental a la hora de crear nuestra Marca Personal.

Dice el gran experto en comunicación, Julián Treasure , que “la voz humana es el instrumento que todos tocamos. Es el sonido más poderoso del mundo: es el único que puede iniciar una guerra o decir: te amo”.

Hay múltiples aspectos de nuestra voz que pueden ser estudiados y existen varias disciplinas que se encargan de dicho análisis.

Una de ellas es la prosodia. Esta área de estudio se encarga de analizar aspectos de nuestra voz relacionados con la entonación o el ritmo.

Por su parte la paralingüística es la parte de la comunicación no verbal que se encarga de analizar el volumen, la velocidad, la entonación, el ritmo o la fluidez con que emitimos nuestra voz a través del lenguaje.

Todo esto está muy bien y ambas disciplinas nos aportan conocimientos de gran utilidad para optimizar nuestra comunicación, pero en este artículo hablamos de otro aspecto más profundo de nuestra VOZ. Porque creo que es fundamental que todos nos preguntemos alguna vez: ¿Dónde reside nuestra verdadera VOZ?. ¿Cuál es nuestra auténtica VOZ, esa Voz que nos hace únicos y diferentes al resto de personas? ¿Cómo encontrarla?.

Para contestar a estas preguntas voy a recurrir al “Octavo Hábito” que el gran Steven Covey, autor del célebre libro “los 7 hábitos de las personas altamente eficaces”, publicó antes de morir.

En el “Octavo Hábito”, Covey resumía el camino que debemos seguir para encontrar nuestros talentos. Yo he aplicado esos mismos pasos para que podamos encontrar nuestra verdadera Voz: la verdadera VOZ de nuestra Marca Personal. Esa VOZ por la que realmente seremos recordados y lograremos transmitir una identidad real y verdadera, acorde a nuestros valores y acorde también a quienes realmente somos.

Para comenzar a construir nuestra verdadera VOZ debemos aprender a comunicarnos primero con las 4 dimensiones a las que Covey se refiere en su trabajo y que conforman nuestra existencia: nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones y nuestro espíritu.

Al entablar conversación con nuestro cuerpo nos podremos dar cuenta de si realmente nos estamos cuidando y estamos dándole el alimento, el descanso y el ejercicio físico que necesita o por el contrario estamos abandonados aportándole “comida basura”, robándole horas de descanso o manteniéndolo constantemente inactivo. Atrevernos a mirarnos al espejo y a parar un tiempo para reflexionar y revisar cómo funciona nuestro cuerpo es fundamental para saber si necesitamos realizar algún cambio en esta dimensión. No olvidemos que nuestra comunicación con el mundo empieza a través de nuestro cuerpo.

¿Estamos a gusto en él? ¿Podríamos hacer alguna mejora que nos negamos a realizar porque nos exige un sacrificio?. Todo aquello que rechazamos sobre nosotros mismos se lo mostramos al mundo de forma inconsciente, así que no es baladí comenzar a hacer las paces con nuestro cuerpo y ver cómo podemos sentirnos mejor en él. Creo que un cambio en los cuidados de nuestro cuerpo puede ser un gran comienzo para seguir después cambando otros aspectos internos.

Si nos pusiéramos en contacto con la dimensión que conforma nuestra mente veríamos si realmente estamos pensando con claridad y tenemos nuestras ideas bien organizadas respecto a nuestros valores, nuestras creencias, etc.

¿Realmente me sirve seguir pensando así, o tal vez tengo que cambiar algún pensamiento o alguna idea que me está impidiendo avanzar en la dirección adecuada?. Dicen que solamente lograremos comunicarnos con el exterior de una forma clara cuando nuestras ideas hayan sido trabajadas y sean también claras y coherentes.

Necesitamos tiempo para reflexionar sobre esto. Saber qué opinamos de las cosas importantes. Un aspecto importante a la hora de comunicarnos con nuestro intelecto, con nuestra mente, es saber argumentar porqué pensamos de esta o de aquella otra forma. Saber cuáles son las razones que nos llevan a creer esto o aquello. Muchas veces nos pasamos la vida pensando o creyendo cosas que en realidad no son ideas nuestras, sino que las hemos interiorizado como nuestras desde muy temprana edad porque se las escuchamos decir a un profesor, a nuestros padres o a alguno de nuestros amigos

¿Realmente yo creo que las cosas son así respecto a la política o respecto a la religión?.¿Qué valores tengo? ¿Soy consecuente con dichos valores o suelo decir una cosa y actuar de forma diferente a lo que digo que pienso?. Empieza por contestar, de forma argumentada y razonada a estas preguntas y estarás dando los primeros pasos para hablar desde tu verdadera Voz.

También nuestra dimensión emocional es importante para ver cómo estamos manejando nuestros sentimientos. ¿Reaccionamos de forma desmesurada con frecuencia?. ¿Nuestra impulsividad nos lleva a decir o a hacer cosas de las que luego nos arrepentimos?. ¿Estamos emocionalmente estables, o somos como una montaña rusa riendo un día sin parar para llorar al otro?. Cuidar de nuestras emociones y entrar en contacto con ellas es algo fundamental. Los estudios sobre la Inteligencia emocional nos han demostrado que somos seres tan intelectuales como emocionales y que en ocasiones podemos lograr muchas más cosas si aprendemos a manejar con eficacia la forma en que nos sentimos.

Afortunadamente se ha podido demostrar que la Inteligencia Emocional es una habilidad, y lo bueno de las habilidades es que se pueden aprender y se pueden enseñar. De nada sirve enseñarle a alguien a ser inteligente intelectualmente si no somos capaces de gestionar nuestras emociones.
Daniel Goleman, padre de la Inteligencia emocional, nos dice que: “Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de los demás”. Así que es por ahí por donde deberíamos comenzar para optimizar nuestras habilidades comunicativas, comenzar por escuchar nuestros sentimientos. Nos sorprenderíamos de todo lo que tienen que decirnos.

or último quedaría conectarnos con la dimensión que lamentablemente tenemos más olvidada: nuestro espíritu. Existen infinidad de acepciones para describir este concepto. Algunos lo definen como esa entidad abstracta que junto al cuerpo conforma la totalidad del ser humano. Desde el punto de vista religioso, el espíritu es, simplificando mucho, lo que infunde vida al cuerpo, y desde una concepción popular la palabra espíritu hace referencia a aquello por lo que cada uno de nosotros somos únicos y diferente a los demás, el espíritu es comúnmente conocido como aquello que conforma nuestra verdadera identidad, aquello por lo que somos lo que somos, la esencia de nuestro yo.

Comunicarnos con nuestra dimensión espiritual requiere también de un momento de reflexión en el que debemos pensar sobre aquellas cosas que, sin tratarse de grandes cosas, nos hacen felices y nos hacen sentirnos a gusto. ¿Somos especialmente felices cuando tocamos el piano? ¿Sentimos una paz y una serenidad especiales haciendo determinadas cosas?, ¿cuándo subimos una montaña?, ¿cuándo hemos cumplido con nuestras responsabilidades?, o ¿cuándo actuamos siendo fieles a lo que nuestro corazón nos dice que es correcto?.

En las respuestas a estas preguntas está la clave de lo que nuestro espíritu nos quiere comunicar y está también la clave de quiénes somos.

Pues bien, llegados a este punto y habiendo analizado a qué nos referirnos cuando hablamos de las 4 dimensiones del ser humano, se hace necesario , como casi siempre ocurre con todo, pasar a la práctica para poder lograr nuestros objetivos. En este caso nuestro objetivo es, no lo olvidemos, encontrar nuestra verdadera VOZ.

Cuando logramos averiguar quiénes somos en cada una de estas dimensiones y cuando logramos analizar con rigor, huyendo del autoengaño, habiendo aceptado las debilidades y las fortalezas que poseemos en estos 4 niveles, es cuando estamos en disposición de saber quiénes somos realmente, qué sentido queremos darle a nuestra vida y cómo vamos a lograr ir hacia ese lugar en el que realmente queremos estar. Desde ahí es desde donde sale nuestra verdadera VOZ.

La reflexión y la toma de conciencia son las dos primeras acciones que debemos llevar a cabo para poder realizar este gratificante trabajo que nos permitirá vivir más felices y nos permitirá conferir a nuestra Marca Personal esa VOZ que se convertirá en inolvidable para quien la escuche.

Recordar por último que es desde la aceptación de todos nuestros defectos y de todas nuestras miserias y por supuesto desde la humilde aceptación de nuestras capacidades y de nuestros talentos, cuando logramos hablar desde el corazón, hablar desde la sabiduría que todos albergamos dentro, hablar sosteniendo con responsabilidad nuestro cuerpo, y hablar desde la esencia de nuestro espíritu; desde ese sitio que nos hace únicos, con nuestros defectos y con nuestras virtudes, pero únicos y, lo que es más importante, nos hace auténticos.

Ahí reside nuestra voz.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados