Denuncian que empleados de Amazon reciben sobornos por borrar malos comentarios de los clientes

Con el fin de eliminar los malos comentarios, algunos vendedores están ofreciendo sobornos a los empleados de Amazon que han obtenido malos comentarios de los clientes.

amazon
Imagen de Bigstock
  • Empleados de Amazon reciben hasta 300 dólares de vendedores en la plataforma para que borren comentarios negativos.

  • The Wall Street Journal publicó la denuncia este domingo.

  • El señalamiento está relacionado en un momento en el que la marca ha sido ubicada por tener malas prácticas con sus empleados.

Para los vendedores en línea de Amazon, una revisión negativa del producto puede ser extremadamente perjudicial para las empresas que ofrecen sus productos en el sitio del e-retailer.

Sin embargo, con el fin de eliminar los malos comentarios, algunos vendedores están ofreciendo sobornos a los empleados de Amazon que han obtenido malos comentarios de los clientes, para que borren por completo la crítica negativa del sitio, según mostró un reporte de este domingo en The Wall Street Journal.

Según las fuentes del sitio de finanzas, esta práctica es especialmente común en China, donde los propietarios de pequeñas empresas a veces les pagan a los empleados de Amazon alrededor de  300 dólares por cada mala revisión que registran.

Según los informes, estos servicios son supervisados ​​por corredores que utilizan el servicio de mensajería chino WeChat para conectar a los vendedores con los empleados de Amazon.

Los comerciantes incluso pueden ponerse en contacto con los empleados de la empresa de Jeff Bezos para obtener información confidencial sobre el volumen de ventas y los datos relacionados con los hábitos de gasto en línea de los compradores con el fin de impulsar las ventas, dijeron las fuentes.

Las políticas de Amazon prohíben la divulgación de esta información, y el e-retailer ha iniciado una investigación interna para determinar qué empleados están violando las políticas de la compañía.

Hasta el momento, Amazon no ha manifestado ninguna postura relacionada con el tema.

La situación no está alejada de la situación que el gigante de las ventas por internet está pasando en Estados Unidos, ya que Amazon se encuentra en la mira por el trato a los trabajadores, incluido el hecho de que el e-retail es uno de los principales empleadores cuyos trabajadores reciben cupones de alimentos.

A principios de este mes, el senador Bernie Sanders propuso una iniciativa de ley destinada a obligar a grandes empresas como Amazon a pagar a sus empleados un mejor salario. El proyecto de ley se llama Stop Bad Employers by Zeroing Out Subsidies, o también conocida como “Stop BEZOS”.

La lealtad empresarial dentro de las compañías se ha ubicado como una forma de que los asociados/trabajadores/empleados se sientan tan involucrados y afines a la organización que no escapen hacia otra oportunidad laboral.

Según el informe The 2016 Deloitte Millennial Survey Winning over the next generation of leaders ha puesto en evidencia que cada vez las empresas están más lejos de conseguir esa fidelidad.

Concretamente el estudio, basado en datos sobre los millenials, uno de cada cuatro empleados de esta generación abandonará su actual puesto de trabajo si encuentra otra oportunidad laboral. Un dato que resulta más amenazante si miramos hacia 2020, donde las estadísticas aumentarán a dos de cada tres millenials.

Esta falta de lealtad se vuelve más significativa en los países emergentes y afecta incluso a las personas que ocupan cargos de cierta responsabilidad. De todo ello debemos concluir que los dueños de negocios actuales (tanto si se trata de pequeñas empresas como grandes corporaciones) deben realizar desde ya un esfuerzo extra para conseguir retener talento en sus organizaciones, dado que la lealtad de los trabajadores es uno de los requisitos de toda empresa de éxito.

En la medida en que los empleados se sienten satisfechos con su trabajo, comparten sus experiencias, sugieren mejoras, resuelven conflictos, apoyan a compañeros y ahorran recursos, es evidente que dicho comportamiento influye positivamente en la eficacia y eficiencia de la empresa, mejorando las relaciones y aumentando la producción y ventas.