Con la llegada y consolidación del mundo digital, llegaron nuevas formas de entender la construcción del negocio detrás cada marca. De tal manera, medir los esfuerzos y sus retornos de inversión también fueron modificados; nuevas métricas llegaron con significados que no siempre quedan claros.

Esto es evidente si consideramos que si bien para el 65 por ciento de las empresas medir con precisión el ROI en redes sociales es una prioridad, el 83 por ciento de las mismas afirma tener dudas sobre cómo y qué medir, con lo que se prevé que, hasta finales del año pasado, sólo el 15 por ciento de los equipos responsables de las acciones de marketing digital eran capaces de medir el impacto real de sus acciones en redes sociales, de acuerdo con estimaciones de Social Media Today.

En gran medida esto explica las proyecciones entregadas por Proxima, las cuales indican que cada año se desperdicia a nivel global hasta un 60 por ciento del presupuesto que los anunciantes destinan al entorno digital.

Y es que aunque las métricas en el terreno digital no son nada nuevo es cierto que la confusión alrededor de las mismas es evidente y con estos sesgos es poco probable desarrollar una estrategia exitosa para emplearlas.

Con esto en mente, enumeramos 10 abreviaturas de métricas que el mercadólogo debe dominar:

CPA (Cost Per Action)

Se refiere al costo por acción derivado del pago que un anunciante hace cuando un usuario cumple con una acción determinada y deseada como llenar un formulario, dar clic o realzar una compra.

CPA (Cost Per Adquisition)

Permite derterminar cuánto cuesta al anunciante la consecución o adquisición de un cliente en una campaña. Por ejemplo si el costo final de una campaña es de 10 mil dólares y se adquieren 10 mil clientes el CPA -en este caso- será de mil dólares.

CPC (Cost per Click)

Esta métrica propone una relación entre la inversión realizada y la cantidad de clics conseguidos ya sea en un enlace, banner o llamada a la acción dentro de una ejecución publicitaria.

CPI (Cost per Impression)

Modelo de tarifario propio de la publicidad online en el que las marcas pagan por la impresión del anuncio, por oposición al modelo en el que se paga por cada clic.

CPL (Cost per Lead)

Se refiere al costo promedio que supone obtener un lead mediante una campaña. También hacer referencia al precio pagado por las marcas sobre cada lead conseguido.

CPM (Cost per Mille)

Se utiliza tanto en la publicidad tradicional como en la digital y conste en el precio fijo pagado por cada mil impresiones obtenidos con una estrategia publicitaria.

CTA (Call to Action)

Es un menaje destinado a provocar que el usuario o la audiencia realicen una acción determinada para avanzar en el “embudo de conversión” (conversion funnel).

Por lo general, se trata de una acción que se traduce en un clic que conduce a una landing page o inicia un proceso de compra, registro o similar, por lo que resulta una métrica efectiva para medir el rendimiento de una campaña.

CTR (Click-through rate)

Habla sobre la proporción de clics en relación al número de impresiones y se ubica como una de las métricas más utilizadas en analítica web y publicidad online. Se obtiene al dividir el número de veces que se ha hecho clic en un enlace (botón, banner, enlace de texto, por ejemplo) entre el número de veces que dicho enlace ha sido mostrado, y se expresa en forma de porcentaje.

PPL (Pay per Lead)

Modelo  que consiste en pagar por cada Lead generado. El PPL podría englobarse dentro de CPA, ya que en el fondo es una acción llevada a cabo por el usuario que genera valor para la marca.

PPC (Pay per Click)

Modelo de tarificación de la publicidad online que consiste en hacer pagar al anunciante por cada “clic” que se hace en su publicidad (por oposición al CPM, en el que se paga por impresiones).