CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Del bar a correr 48 km, milagrosa conversión

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Él refiere que el éxito es vivir explotando al máximo el potencial que como seres humanos tenemos, tanto en el plano físico como mental.

La historia de Dean es fascinante y ejemplar. Una muestra de lo mucho que podemos cambiar si nos decidimos a ello. Una muestra también de que nunca es tarde para hacerlo. 

Su nombre real es Constantino Karnazes, pero es mundialmente conocido como Dean y de ser un joven atleta con un desempeño realmente extraordinario, cayó en las garras de cierto tipo de hábitos absorbentes y nocivos que usualmente se adquieren con la vida adulta poniendo mucho de lo importante en riesgo, hasta que una sorprendente y dolorosa conversión sucedió. 

La noche de su cumpleaños número 30, un Dean supuestamente exitoso gracias a su puesto ejecutivo muy bien pagado, ordenó en la barra de un bar una bebida para festejar. Llegaron algunos amigos, ordenaron más copas, los brindis se repetían, cuando de pronto se acercó una mujer bellísima y Dean, siendo un hombre casado y absolutamente borracho, estaba al borde de provocar con un supuesto festejo, un caos de su vida familiar. 

Milagrosamente, antes de que algo de lo que pudiera arrepentirse sucediera, Dean hizo una pausa para ir al baño. Confundido frente al espejo, salió del baño y en lugar de regresar a la barra salió del bar y comenzó a correr ataviado con la ropa de oficina que traía puesta; corrió hacia el sur durante la noche sin parar, a medio trayecto se quitó los pantalones y siguió corriendo en ropa interior, kilómetros y más kilómetros, hasta encontrarse al amanecer, sobrio, físicamente más lastimado que nunca, pero con una claridad mental inigualable, renovado, a 48 kilómetros de distancia del bar en el que la conversión sucedió, llamando a su esposa para suplicarle que pasara por él a la caseta telefónica de la cual marcaba. Fue así como enderezó su rumbo y puso en marcha la carrera de uno de los ultramaratonistas más conocidos, populares, asombrosos e interesantes del mundo.

Nacido en los Estados Unidos en 1962, de padres griegos, su trayectoria es un rosario de actividades significativas en torno a su capacidad física y mental: corrió 50 maratones en 50 días consecutivos, corrió sin parar ni dormir 560 kilómetros, es un conferencista altamente cotizado y escritor de libros que han roto récords de ventas, por mencionar solo algunos de sus logros.  

Él refiere que el éxito es vivir explotando al máximo el potencial que como seres humanos tenemos, tanto en el plano físico como mental. Me atrevería a concluir y a la vez compartir que para mí, éxito significa vivir como él lo dice, aprovechando al máximo nuestra capacidad, y agregaría también, que exitoso es aquel que de su peor fracaso hace su mejor triunfo, es decir, que exitoso es aquel que cae y se levanta, las veces que resulte necesario. Todos podemos provocar nuestra milagrosa conversión, solo es cuestión de decidirlo y como Dean, arrancar a correr.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados